miércoles, 15 de febrero de 2012

El análisis pormenorizado de la perpetua inclusión del glúteo épico en la actual cartelería Hollywoodiense.


Muy buenos días, queridos/a lector/a. Hoy, en “Las Entidades' Universe” procederemos a investigar una tendencia que viene repitiéndose de manera sistemática estos últimos años en el cada vez más ramplón y previsible mundo del cartel fílmico. Hoy, en el insigne día que nos encontramos, analizamos la tendencia que hemos acordado llamar “El Glúteo Épico”.

Es difícil determinar el origen de esta repetitiva y manida estructura cartelística, pero si algo es sencillo es determinar los motivos de su éxito: nos da una composición llamativa, simétrica, asentada sobre dos glúteos que, en algunos casos están bien embutidos y remarcados, mientras que en otros casos se opta por dejar a la imaginación que campe a sus anchas. Que vuele libre, sin las ataduras del clásico culo estándar, y que divague acerca de cómo pueden ser esas nalgas ocultas en delicados mantones o capas de acariciable terciopelo.



Asimismo, encontramos ciertas subcategorías dentro del “Glúteo Épico”. Están los que esconden elementos de vital importancia a la altura de su centro de gravedad, como hace el gran Clint Eastwood en el cartel de “Sin Perdón”. Porque Clint sabe que, si su culo sale en el cartel, todas las miradas irán a él.



También tenemos una segunda subcategoría que hemos titulado “Uy, ¿estabas ahí? ¡No te había visto, ladrón!”. En ella, el personaje principal parece sorprendido y mira hacia atrás (hacia el espectador), bien de soslayo …



… O bien de manera desafiante, como muestra el gran Nic Cage.


Y por último, tenemos la modalidad “Culo sobrepasado por las circunstancias”, en los que el personaje central tiene ante sí una gran urbe que proteger, como Batman …



… O destruir con sus fluidos, como el simpar Guasón.



Antes de que saltéis exaltados, masa enfervorecida, no exageramos lo más mínimo cuando decimos que es una tendencia repetitiva y manida. Como muestra, el siguiente ejercicio para el día de hoy: clasificar cada cartel de la siguiente imagen en su correspondiente categoría. Y conste que son sólo de los últimos 15 años. Podíamos haber tirado más para atrás.



Como podéis comprobar, el culo es un elemento de incalculable atracción visual. Y más aún en las adaptaciones de cómics, de las que, como habréis observado, tenemos varios ejemplos. Desde Kick Ass (GUIÑO GUIÑO) a Watchmen, pasando por Thor o incluso Magneto, pese a que en los carteles no lo muestra, no duda en aparecer de espaldas a la primera oportunidad que se le presenta.



De su gusto por el travestismo hablaremos otro día.



Sin embargo, como muchos ya sabéis, si hay un personaje que tiene especial afán por aparecer marcando glúteo, ese es nuestro amistoso vecino Spider-man. Es una tradición que pasa de la saga antigua a la nueva, con una normalidad inusitada.



Porque Andrew Garfield no tiene problema alguno en meterse en la piel del personaje y poner el culo en pompa las veces que haga falta.



Y todo ello, desde la extrema fidelidad a su contrapartida de papel. Porque, si hay un personaje al que le gusta hacer gala de tener unas nalgas pomposas y bien formadas, es a Spider-man. Bien sea dando la espalda como Peter Parker …



...o como Spider-man.



Más flexionado e iluminado …



… o bien generando un sutil contraste de luz.



Le encanta mostrarlo al público, tanto al antiguo …



… como al más actual.



Aún así, no olvidemos un pequeño detalle: Peter Parker es una persona muy tímida. Empollón en sus inicios, y científico con líos de faldas en la actualidad, pero tímido. Por lo que cabe deducir que igual no es culpa de la persona. La teoría de Las Entidades es que, por los datos recogidos, los poderes arácnidos dotan a quién los posee de cierta inclinación al exhibicionismo.

Como muestra, tenemos a su hija, Spidergirl.




O a su clon, Ben Reilly.



Incluso a otros personajes arácnidos, como las Spiderwoman. Tanto Jessica Drew …



… como Julia Carpenter …



… e incluso la joven Mattie Franklin.



Hasta la gente que ha recibido esos poderes de manera temporal siente su popa orientarse hacia el espectador.



Incluso los simbiontes que también comparten habilidades arácnidas.



Cerramos de este modo nuestra tesis doctoral en este brillante Big Culo Day con dos conclusiones fundamentales:

Primera: Para triunfar a la hora de hacer un cartel, incluye un culo. A poder ser, en mallas ajustadas. Sea “Superman” o “Precious”.

Segunda: Si, por un casual, te cruzas con una araña en tu camino, no le mires a los ojos. Sólo quiere que le muestres tus nalgas prietas y convertirte en un morboso/a exhibicionista.

La tercera incluiría a ROB, pero eso se lo dejamos mejor a los de ADLO.





Y para hablar de gorilas ya está el maestro, así que mejor lo dejamos estar.



Ale, tesis terminada. Otro Big Culo Day que acaba. Ahora un poco de música para desengrasar …


… y a casita.




6 comentarios:

Bac Hylon dijo...

Simplemente... Im-presionante. ¡Feliz Big Culo Day! :D

Gouel/Nanaif dijo...

genialidad es poco... tamaña exhicibición de talento y cultura sólo tiene un nombre... genialidad!

CHOVENGO dijo...

BUEN APORTE PANA :)

ACA ENVIO MI APORTE A LA FESTIVIDAD

http://lamparaesamovida.blogspot.com/2012/02/big-culo-day-2012.html

FELIZ DIA DEL CULO 2012

Kikedck dijo...

Que de culos aracnidos :P

Merrick dijo...

Sin duda, la más elaborada de las participaciones en el Big Culo Day. Fantasticulo!!

Carolina Bensler dijo...

Culo, culete... eso iba a comentar yo, que ya no sabía si era cosa mía o en tooodas las portadas, especialmente en las de personajes femeninos, los protas lucían el palmito (y qué pedazo culos, por favor!) xDD.