martes, 30 de diciembre de 2008

¿Cómo? ¿Que no habíamos posteado la Entipostal?

Para los que no la hayan recibido todavía, bien porque nuestro Internet vaya rana, o bien porque no tengamos todos vuestros mails, o incluso (podría darse el caso) porque nos caigas mal, queda constancia de que ...

...¡La Entipostal ya está finiquitada!

Perdón a los que no hayan salido muy allá, esperamos que todos os reconozcáis al menos mínimamente (tampoco os pondréis muy exigentes, ¿verdad?). Ahora Entiman va a relajar sus neuronas y sus dedos, que falta le hace.

¡Felices Fiestas Entifanes! A hacer el golfo como buenos Entifanes que sois!


domingo, 28 de diciembre de 2008

¡Vuelven los diálogos, vuelven los dibujos como premio! Pero… (Actualizated)



Como ya hiciéramos tiempo ha, vamos a jugar con los diálogos ilógicos, y sobre todo con vosotros, viendo el éxito que tuvieron nuestras anteriores intentonas. Algunos ya sabréis la mecánica del jueguito, pero, pensando en las nuevas incorporaciones, vamos a explicarlo un poco por encima:

Os ponemos un diálogo de alguien, y vosotros tenéis que adivinar quién ha dicho semejante barbaridad (o no, qui lo sà). No hay límite de preguntas, ni de intentonas, aunque si para mañana no habéis dado con él/ella/ello daremos la respuesta a la incógnita y un dibujo se quedará sin dueño. Porque sí, aunque sea por una semana, ¡los dibujos personalizados vuelven a Las Entidades’ Universe! Sí, faltan todavía muchos por entregar, pero Entiman trabaja a destajo para que podáis tener vuestros regalos lo antes posible.

Tan a destajo está trabajando Entiman que ha provocado lo impensable: debido a la cantidad de cosas que tiene pendientes el pobre (volver a casa es lo que tiene), hemos decidido suspender la próxima gala de Enti Awards, porque el chaval ya no da a basto, y Entigirl tampoco tiene tiempo para semejante labor de chinos. Así que para volver a asistir a una gala de Entiawards vais a tener que esperar más de lo que teníamos pensado. Mil perdones a todos, más que nosotros no lo siente nadie, creednos.

Pero para compensar, podéis ganar un dibujo justo ahora:

“Tengo el cuerpo de un muchacho. Me gustaría tener curvas. Pero no tengo más remedio que aguantarme, porque no pienso pasar por el quirófano. (…) Es por eso que nunca me voy a inyectar Botox”

..si adivináis: ¿Quién dijo esa frase?

ACTUALIZACIÓN: Aaaaaaand güi jaf a güiner. Sí señoritos, Mike Lee ha dado en el clavo al nombrar a la que "nunca se va a inyectar Botox": Nicole Kidman. La parálisis facial y el parecido con Stallone debe ser por la picadura de algún bichejo, nada que ver con otras picaduras. Miguelito se lleva el dibujo personalizado, ya dirá lo que quiere ;) Gracias al resto de participantes, se agradece la voluntad. Ahora podéis linchar a Mike por haberos ganado a la primera. Eso sí, de buen rollo.

Y, como tenemos unos (una) seguidores tan avispados, la inocentada apenas ha tenido repercusión. Porque vamos, ni jarto vino se nos ocurriría cancelar algo tan mítico y tradicionalmente navideño como la gala de los EntiAwards. ¿Oes que alguien concibe la Navidad sin estos premios? Preparaos, que está a la vuelta de la esquina.


viernes, 26 de diciembre de 2008

Un año después...y seguro que no habéis hecho la tarea: Un Belén como Las Entidades mandan (II):


Comprobemos las escrituras del martes, 8 de enero del 2008, y veremos cuántos habéis seguidos con el ejemplo:

“(...) ¿Qué? ¿Qué es un Belén raro? ¿Contradice algo lo que pone en la Wikipedia? ¿Hubiera sido mejor una “casa de carne”? Esto es un señor Belén de Entidad. Ya os gustaría tener un pedazo portal como el nuestro, vamos hombre. Y eso que Leónidas no cabía y Gollum no pegaba, que si no ahí estarían.

La envidia os corroe, ¿verdad? Pues ya sabéis para el año que viene, a currarse un Belén como Las Entidades mandan.”

Bene, bene, ha pasado casi un año desde que os sugerimos...¿qué decimos sugerimos? Os exigimos curraros un Belén como Las Entidades mandaban. Ya sabéis, incluir dentro lo típico...


...pues, que te digo yo, un Don Quijote contando sus desventuras...

... o un pitufo durmiendo mientras lo mira una rana gigante...


...o un caracol gigante...


...o la ya santa cigüeña...


...o un Jesucristo pitufo (porque no es un Jesucristo decente si no es azul)...


...u otro pitufo submarinista (parece una obsesión, pero tranquilos, que estamos medicándonos para ello), o un clásico Milú astronauta...


...o el típico Wall-E, propio de cualquier Belén...



...o incluso, por ser continuístas 100 x 100 y hacer referencia a capítulos bíblicos anteriores, una adorada estatua de Moisés...



...¿y qué es de un Belén sin el ya tradicional...




...Hulk?


La envidia os corroe again, ¿verdad? ¿Hay alguien por ahí que se haya currado un Belén como Las Entidades mandan, o vamos a tener que comernos las uvas este año (o mandarinas, que hay gente pa tó) decepcionados y defraudados por unos Entifans entusiastas pero poco participativos? ¿Alguien? Si es así, queremos fotos. Si no, esperemos que la historia no se repita el próximo año, o tendremos que tomar (os) medidas.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Entichulapo a la Madrileña: Iberia, volvemos a encontrarnos, vieja conocida.


Son las 12 y 50 del recién estrenado 23 de diciembre. Matías y Locke reposan en sus respectivos aposentos, mientras en la tele Berto y Buenafuente simulan una pelea a espada láser.

¡¿Cómor?! ¡¿En Milano y ponen Buenafuente? No hijos no. El día antes de Nochebuena estoy, momentáneamente, en Madrid, en un hotel de la cadena Tryp, cerca del aeropuerto. ¿Why? Pues los típicos y tópicos retrasos y pérdidas de enlaces: el avión desde Milán tardó una hora más en despegar, y eso nos hizo no llegar a embarcar en nuestro siguiente vuelo, a pesar de la asfixiante carrerita. ¿Internet aquí? Sólo de pago, así que nanai de actualizar, o siquiera de contestar los comentarios de los últimos posts.

Milano se ha quedado en reposo. La dejamos a 11 grados (un calor abrasador, habiendo visto el panorama), mucha ropa sucia acumulada y la incertidumbre de lo que nos encontraremos al volver Matías y yo. ¿Locke? Se incorporará más tarde a la alineación titular, siendo sustituido durante este período por la hermana de Matías. Un cambio interesante, un auténtico revulsivo a nuestra masculina vida típica de tres solteros.

Desde la vuelta de las tierras nevadas todo ha ido bastante tranquilo. La lavadora se ha averiado y nos ha dejado sumidos en un mar de grumosos efluvios y calcetines sudados. Internet sigue siendo nuestra particular misión imposible, ya que nunca parece que vayamos a disfrutarlo. Las clases, bien gracias.

Como última edición de este año, optaremos por deleitaros con un recorrido visual por algunos hallazgos de estos tres meses: El primero de ellos, el descubrimiento de que la triple Whopper sigue siendo legal en Italia, a pesar de su aspecto y fama contrastada de destructora de estómagos y reponedora de pinos.


Lo segundo, demostrar que Spider-man sigue siendo famoso en todos lados: hasta en el cruel mundo de la repostería.


Constatar que el Baines de Locke realmente EXISTÍA.


Buscar a Wally, o en este caso, al único que mira a cámara.


Deleitaros con bellas jarras hasta los topes de Coca Cola.


O con tranvías luminosamente navideños.


Demostrar a Entigirl lo presente de Peter Petrelli en la Lombardía.


O que, a pesar de tanto movimiento, vamos a Brera regularmente.


O que Benneton tiene una manera algo sádica de decorar sus escaparates con motivos navideños.

O que, para los incrédulos, realmente estamos de Erasmus y somos 3 hombres de pelo en pecho. Concretamente estos (hombres, no pelos).


Son las 19: 14 del 24 de diciembre. Repetíd conmigo: no hay nada como el hogar, no hay nada como el hogar… Entimani descansa, porque Las Entidades vuelven a estar juntas, y eso sólo puede definirse como ¡MUAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!


miércoles, 24 de diciembre de 2008

Fábula de Navidad: Locke y el Día de...



Empezó como una jornada normal y corriente. Locke salía de su casa, esperanzado, contento, quizás puede que algo excitado. No, no cantaba, porque él es un hombre serio y sobrio, y porque además no sabe, pero seguro que si hubiera sabido nos hubiera deleitado con alguna joya de su propia cosecha.

Locke se encaminaba a clase. La conexión de Internet de la academia le llamaba de manera poderosa, y ese día pretendía aprovecharla lo más posible. ¿Que estaba lloviendo? Bueno, eso era sólo una pequeña molestia. Nada de que preocuparse.

Después de un rato largo de conexión weberil, Locke se sintió un poco desilusionado al ver que no había podido bajarse ninguna serie de las que pretendía. Tan sólo una partida guardada del Little Big Planet, que en ese momento asumía que funcionaría al llegar a casa. El almuerzo tampoco fue una delicia, aprisa y corriendo, y en un lugar donde las pizzas tenían el triple de masa de lo que es humanamente comestible. Quizás el día estuviera torciéndose un poco, solo un pelín nada más.

Una vez comido, Locke se dirigió a italiano para Erasmus, la clase por la que había esperado en la academia desde temprano. Pero en la puerta un hermoso cartel le comunicaba a nuestro protagonista que esa jornada no recibiría su dosis semanal del idioma de Raffaela Carrà. Pensando que el día comenzaba peligrosamente a llegar al temido punto en el que nada peor puede pasar, se le escapó el metro, haciendo que perdiera el tren de Seregno y tuviera que esperar una hora más para el siguiente. La espera tampoco fue muy amena, porque su mp3 empezó a fallar misteriosamente, y sus auriculares nuevos tampoco se oían gran cosa (sí, los viejos se habían estropeado). “Ya el día no puede ir a peor”, pensaba nuestro intrépido aventurero.

Ay, que palabras más desafortunadas.

Locke necesitaba sacar algo de dinero, así que lo primero que hizo al regresar al pueblo fue buscar un cajero. Ignoró uno cerca de la estación, ya que de paso pretendía pasar por el supermercado a comprar provisiones, y sabía que encontraría un cajero de su banco por esa zona. Después de caminar un rato, aún bajo la cada vez menos romántica lluvia, añadió dos cosas más a la lista: 1º: El super estaba cerrado, y 2º El cajero no funcionaba. Y eso que todavía no sabía que la partida del Little Big Planet no funcionaba tampoco.

Nuestro protagonista estaba frustrado, enfadado por el gran día que estaba disfrutando, intentando recordar qué tuerto le había mirado, qué salero había tirado, o que gato negro se le había cruzado. Incluso comenzó a elaborar una lista de pros y contras de aquel día, por si acaso estuviera exagerando más de la cuenta. Nop, ese día estaba siendo horrible, lo mirara por donde lo mirara. Difícil iba a ser arreglarlo. Casi imposible que este día no acabara siendo el peor de su estancia milanesa. Necesitaba poco menos que un milagro. Y de los gordos. Pensó “si el karma existe, ahora me va a pasar algo grandioso, inigualable”.

Y vaya si pasó.

Todavía hoy le cuesta creérselo. Le parece un sueño, un producto de su perturbada imaginación, un espejismo necesario para mantener su cordura. Enfrente del cajero Locke sabía que existía una tienda de videojuegos. “Quién sabe, ¿y si de repente veo algo barato que me guste? Maquillaría un poco tanto desastre”, pensaba. Desesperanzado, cruzó la calle, pasó la mirada por el escaparate y…volvió a pasarla. Había algo ahí. Era imposible, pero …ahí estaba. De todos los juegos que existen en el mundo, de todas las consolas posibles, en esa pequeña tienda de Seregno se encontraba el que Locke tanto había buscado en tiendas, en eBay, en otros países, continentes y puede que algún universo paralelo: El “Marvel vs Capcom 2”, juego cotizadísimo, inencontrable, impensable que estuviera en esa tienda. El chaval comenzó a saltar en plena calle, abrazó a su acompañante, y repitiendo para sí mismo “nopuedeser, nopuedeser…” se adentró en el negocio, y por 10 raquíticos euros se llevó su preciado tesoro a casa.



Locke jamás recordó ese día ya como un día terrible, sino como el del “marvel vs capcom 2”. Ni lluvia, ni trenes, ni clases de italiano para todtos … Ese día Locke volvió a casa infinitamente más contento de lo que salió, no parecía el mismo que unas horas atrás maldecía en esperanto. ¿Cómo iba a ser entonces un día terrible?

¿Moraleja? Elige la que más te guste:

1) El karma existe, aunque deja la tarea para el final.



2) Locke significa “suertudo quejicoso” en alguna lengua muerta.



3) Marvel siempre da alegrías.



PD: Manteneos alerta hasta fin de año (y después) porque, viendo lo reñido que va a estar el premio sorpresa y lo poco que falta para cierta entrega de premios, hemos decidido daros una última oportunidad: post a mansalva para que podáis explayaros a gusto. Luego no digáis que no ponemos de nuestra parte.

PD 2: Ah, y feliz semana blanca. No, espera…¿cómo era?

sábado, 20 de diciembre de 2008

Entimani a la Svizzera:

Es viernes, tempranico, te levantas con la fresca, que hoy resulta no ser nadie en concreto. El despertador de tu móvil italiano no deja de martillear. Son las 6 de la mañana. No hay clase. ¿Y qué narices tenía entonces que hacer yo?


Ah Suiza, es verdad. Suiza.

Te arreglas con el modo-zombie activado, coges la maleta que has hecho ayer después de la clase de italiano, y sales afuera, al frío. El tren pasa en un suspiro, llegamos a la que se ha convertido en nuestro lugar milanés más pisoteado, Porta Garibaldi, y el metro nos lleva hasta Loreto. Aún no son las nueve y media, tienes tiempo de desayunar algo. Todavía queda tiempo.

Porque las nueve y media es la hora que te han dicho para estar en Loreto los organizadores del viaje Erasmus a Suiza, y por el que has pagado 160 euros. Aunque de momento no parece haber ningún signo de vida inteligente (tampoco lo hubo después, éramos Erasmus), decides ir con tus compañeros al punto de reunión. Allí se empieza a formar ambiente guiri, del que tú también formas parte. Conoces a Juan, un agradable chico ecuatoriano que seguirías viendo a lo largo del viaje. Unas horas después, con mucho retraso, el autobús acaba poniéndose en marcha, hasta arriba de estudiantes inmigrantes con ganas de parranda. Son tres horas en las que disfrutas con la transición de un paisaje frío e invernal como el de Milán a LA NIEVE, con mayúsculas, de los parajes suizos. Al llegar al destino, un hotel situado en Celerino, un pueblo a 10 minutos de St Moritz, no puedes ver más que blanco por todas partes. En Seregno has podido ver algo de nieve, pero nada comparable a esto. Todo está cubierto, el manto blanco no ha dejado ni un trozo a la intemperie. En el hotel arreglamos el típico papeleo y nos juntamos los 9 que compartiremos habitación. Una vez te asientas en tu cama, sales con Locke y Matías a reconocer un poco el terreno, a sacar las fotos de rigor y a pasar frío como los tontos. Al rato, te juntas con un grupo un poco más amplio y compruebas que lo de esquiar vas a tener que dejarlo para otra ocasión, por más que St Moritz sea una de las mejores estaciones de esquí de Europa: lo que has pagado hasta ahora es únicamente la estancia en el hotel y el transporte, lo que quiere decir que el acceso a las pistas, los esquís y demás te lo tendrá que pagar El Cobra, porque lo que son ellos no te van a dar ni para pipas. Como no has traído ropa para esquiar, y sabes que si te caes te mojas de ley, optas por rendirte ante lo inevitable: esta no es tu oportunidad para esquiar, así que búscate un plan alternativo o vas listo.



Por la noche se tiene prevista la primera fiesta, en la estación de St. Moritz, o sea que no te queda otra que pagar el pase a pista, aunque no la vayas a catar. A las nueve de la noche estás montado en el teleférico, dirección arriba y más arriba. Allí conoces a los que completarían a la postre el grupo de no esquiadores: Antonio y Álvaro, residentes en Piacenza, y con gran tendencia a la fiesta, y Berta, valenciana con fama de juerguista entre algunas, aunque realmente no lo sea tanto. Tomas algo mientras la charla se torna cada vez más agradable. Así, entre charlas y bailes se hace tarde y toca pillar el bus de vuelta. Al día siguiente toca improvisar. Mi suela hace flop al llegar a la habitación.

Despiertas en tu litera, al lado de Locke. Hace un calor horrible, a alguien se le ha ido un poco la mano con la calefacción, porque así no hay quien se cubra con una simple sábana. Vas a las duchas comunes, no ves nada que no hubieras visto ya (esperas ver alguna malformación de esas que se dice que se pueden ver en los lavabos públicos) y al ponerte la bota te das cuenta: la suela de tu bota izquierda está suelta, despegada, es incomodísimo caminar con ella. Algo tendrás que hacer. Bueno, al menos dicen que hay desayuno gratis. Bajas a recepción a contemplar semejante derroche: la recepción es un mostrador enorme de Molino Bianco, y lo que más abundan son barritas de fibra; barritas que ya estaban cuando llegamos, y que desde ese momento serán lo primero que veamos todos los días al bajar de la habitación. Nos reunimos el grupo de “no esquiadores” ya conocidos (Berta, Entiman, Locke, Antonio, Álvaro y Juan), a los que se unen Raquel, a quien eso de esquiar por primera vez no le ha ido muy bien, y Omar. Desde ahí, pateáis hasta St. Moritz. Realmente no es tanto, aunque parezca más durante el recorrido, porque vamos semi-improvisando. Bueno, bonito y extremadamente caro son los adjetivos que definen el pueblo. Coches caros, tiendas caras, paisajes navideños que sólo has visto en postales y pelis de Tim Allen…Buscas botas, pero no encuentras. Tomáis algo y cuando va anocheciendo volvéis al hotel bajo unos irónicamente agradables menos nueve grados. Decides al fin comprarte unas botas, más que nada porque el día siguiente es domingo y sabes que no verás nada abierto. Por 100 francos te agencias unas Timberland que han resultado ser todo un descubrimiento. Como lo es el descubrir que, tanto las cenas como las fiestas erasmus no son gratis. No gracias, no te sobra el dinero, la fiesta de hoy te la puedes ahorrar. En vez de festejar, te quedas jugando a las cartas, la noche pasa borrosa. Los recuerdos se mezclan. Los lobos esperan.




Al día siguiente me levanto mejor de lo que pensaba. Ducha, fibra y a preparar las piernas, que te espera una jornada legendaria. El grupo decidimos ir al pueblo del al lado, para ver qué tiene de aprovechable. Durante el trayecto, Omar se revela como un experto y traicionero lanzador de bolas de nieve, motivo por el cual nos vemos obligados a responderle de la misma manera.

- ¡Hola señor! ¿Sabe qué podemos ver por aquí- preguntamos nada más llegar al primero que pasa.
- Oh, pues hay un glaciar muy bonito a un rato caminando.
- Ah, bien. Gracias.

Emprendemos el viaje, por un sendero rural para esquiadores de fondo y otras criaturas igual de carnívoras pero más peligrosas. Carteles nos avisan de tener cuidado con los lobos, osos y demás bichardos que por allí campan a sus anchas. Caminamos y caminamos. Perdemos a Berta por el camino. Siete kilómetros después llegamos a … un hotel-restaurante. Son las cuatro y poco, y en un momento comenzará a anochecer, así que pasamos de caminar 2 kilómetros para ver un glaciar y volvemos. Lo noche nos pilla de camino, vemos siluetas con las que bromeamos diciendo que son lobos, pero no son más que ciervos, o cabras, o cualquier otro sucedáneo con cuernos. Otros siete mil metros más tarde llegamos a la parada, pillamos el bus y volvemos al hotel. Queda una última fiesta, que ha de se aprovechada, aunque cobren. Pagas lo que piden y estás allí un rato, escuchando simulacros de música y bebiendo bebidas que avivan la sed. El camino de vuelta es tranquilo, aunque oscuro. Llegamos tarde, y medio muertos. La cama te llama de manera poderosa.



Se acaba la nieve. El lunes sales con el grupo a ver lo poco que te ha quedado por ver de St Moritz, arreglas del todo la maleta, compras algún souvenir (pensad en las cosas típicas suizas y acertaréis), comes algo, intercambias mails y teléfonos, al bus de nuevo, te despides de la gente con esperanzas de verlos otra vez y p’al tren, que ya es tarde. 4 días de nieve a lo bestia. 4 días que en tu cabeza parecen muchos más que 96 simples horas. De ley que hay que volver a Suiza. Si además, está ahí al ladito. Al menos para ti.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Afilad las hoces


Al fin, después de mucha espera, ha visto la luz el segundo capítulo de Pacto de Sangre, una de las geniales invenciones de la cada vez más grande coolfamily: dentro de la “Línea de No Retorno” se desarrollan las sangrientas aventuras de la desdichada protagonista ideada por Bram, y guionizada en su primera entrega por el kryptoniano Conner Kent.

Y aquí es cuando los Entifans más radicales se preguntan, ¿pero que cazzo nos estáis contando? ¡Queremos cosas de Entidad! ¡Queremos más Entimani a la Milanesa! ¡Más Vida en Polvo! ¡Más Diálogos Ilógicos! ¡Más Grandes Canciones! ¡A Entiman en tanga cabalgando por los Pirineos a lomos de un pony! Relax, relax, que, como siempre, todo tiene su explicación.

La explicación es que quien se encarga de realizar las ilustraciones de esta segunda entrega sangrienta es ni más ni menos que el entitaliano, Entimani in person. Con guión del enorme Bram (más conocido por su nombre lácteo), y una A-LU-CI-NAN-TE portada del paquidérmico Merrick, el 13 de diciembre vio la luz este nuevo relato, en el que la historia general comienza a tomar forma. Para todo aquel que se considere Entifan, o simplemente quiera leer algo genial, podéis descargarlo justico aquí.

Por parte del proyecto de artista, reiterar el agradecimiento a Bram por haber pensado en semejante elemento para ilustrar su sangrienta ocurrencia, y por sus constantes propuestas de modificaciones que mejoraban siempre los dibujos. Disculpas por algún que otro retraso en las entregas, y la promesa que Entimani intentará seguir al pie del cañón con Pacto de Sangre, a pesar de sus italobligaciones.

Para satisfacer a los más exigentes, o a los que ya lo han leído y quieren más, vamos a ofreceros una especie de “extras”: los primeros (de lo que ha acabado siendo una larga serie de) bocetos preliminares sobre Pacto de Sangre, para definir bien tanto el personaje como, sobre todo, el estilo y tono a emplear en las ilustraciones. No son gran cosa, pero oye, a modo de curiosidad siempre van bien.



Ahora, todos a esperar el tercer número como posesos. Y algunos a terminarlo del todo, que ya son horas.

martes, 16 de diciembre de 2008

Entimani a la Milanesa 6: Noviembre se marcha, y nos deja hojas secas…como poco.



Son las 9 y 28 del viernes 12 de diciembre de un ya viejuno 2008. Así, con la tontería, llevaba más de un mes sin relatar mis quijotescas andanzas por la región lombarda. Matías anda tirado en el sofá-cama de Locke viendo HERO (no el anuncio de galletas, jachondos, que sois unos jachondos), mientras éste degusta un sándwich hecho con sus propias zarpas. Y, qué queréis que os diga, la verdad es que ha pasado tanto en este tiempo que no sé por donde empezar.

Organicémonos, lo primero es lo primero: las clases.

Un despiporre. Así, a lo bruto. En Escenografía, como ya creo haberos comentado (y si no lo recordáis, mal hecho, porque sé que lo he comentado, ¡golfos!), estamos toqueteando “El Piano”, con sus storyboards y sus diseños de escenarios. Y milagrosamente nos han calzado un siete en el primer trabajo. Milagrosamente porque lo que le presentamos no era un siete ni visto del revés y firmado por Miró. Bueno, menos una viñeta de Locke digna de ser expuesta en museos y estudiada por filósofos: una con Baines, el sex symbol maorí, posando en el marco de la puerta de su cabaña como si lo fotografiaran para el calendario de “Indígenas de ayer y hoy”. Desde que tenga foto, no dudéis que será colgada. Ah, también nos ofrecieron un viaje a China, pero, siendo Erasmus, no está la cosa como para regalar 2000 euros, sincerely.

Luego está Serigrafía, que ya es una historia aparte. En la presentación de la asignatura ya nos daba algo de mala espina, pero las palabras de la profesora diciendo que “Serigrafía es una asignatura en la que divertirse, no como la otra que imparto, que es más densa y pesada”, nos habían relajado lo suyo. Y entonces, zas y lo que sigue. El primer trabajo era en grupo, así que nos juntamos con Frank, la única persona que habla español de la clase y nos disponemos a llevarlo a cabo. La petición es simple: buscar 10 imágenes que comuniquen algo. Vamos, comunicación no verbal, relacionar las acciones con lo que expresan. Vale, compramos 2 revistas del corazón (con toda la vergüenza que eso conlleva, pero …a un euro ¿quién se resiste?), rebuscamos en las memorias de nuestros portátiles y de ahí sacamos las 10 susodichas. Sin embargo … no valen porque…Aah, regla nueva, las imágenes tienen que indicar su fuente (pintado por Menganito, encontrado en el blog del primo cojo de Steven Seagal…lo que sea), y además provenir de fuentes distintas. Por supuesto, además hay que analizarlas: decir dónde está su centro de atención, colores fríos y cálidos y demás soplagaitadas. Bueno, pos na, andiamo. Para cuando tenemos todo más o menos finiquitado, añadimos nueva información a la lista: de las 10 imágenes seleccionadas, escogemos una (el sentimiento que más nos guste, etc) y hacemos 10 bocetos sobre lo que comunica la misma. ¿Tan sencilla iba a ser la cosa? No, hombrepordioh. Cada boceto tiene que ser…con una técnica distinta. Crayones, acuarelas, grafito, cera de los oídos y demás posibilidades escatológicas barajadas por Locke y mí mismo…Todas esas posibilidades que en casita no me costarían tanto, pero aquí se me hacen cuesta arriba para llevarlas a cabo. Así, a lo tonto, estamos ya en diciembre y todavía la profesora no ha visto ni nuestros análisis, ni nuestros bocetos. Y llegará la Navidad…

Y, por si lo de Serigrafía no era bastante, están Técnica y Procedimientos de la Estampa y Computer Games. La primera no existe, la segunda … por los pelos. Estampa está en el listado de asignaturas de Brera, por lo que existir existe, no estamos tan locos. Pero está sin profesor…y ni pinta de que lo vaya a tener. Así que decidimos cambiarnos a técnicas de incisión, a priori más divertida y entretenedora (adjetivo que existe, por horrible que suene y poco usado que esté… y sí, seguimos hablando de semántica) que cualquier otra…aunque sólo hemos pasado por el aula a decir hola con la manita, porque nos coincide con serigrafía y con…Computer Games. Asignatura que nos tuvo un mes madrugando en vano, porque ese fue el tiempo en que tardó realmente en comenzar (levantarse a las seis de la mañana para contemplar, un tren y 2 metropolitanos después, un hermoso cartel posponiendo el comienzo de las clases una semana y otra y otra…termina con la moral de cualquiera), que los viernes dura 10 horas… pero, ¿y qué más da? Amigüit@s, una asignatura en la que hablan de Super Mario, de Donkey Kong, de Lara Croft o de Sonic; en la que ponen vídeos del Metal Gear, del Devil May Cry, del GTA o del Gran Turismo; en la que te dan licencia para descargarte programas de Microsoft gratis (incluidos los propios Windows XP y Vista); en la que se habla también de cine, y en la que uno de los trabajos para desarrollar es crear un nivel del Little Big Planet o una escultura digital…es una asignatura de la que JAMÁS puede hablarse mal. Vamos, igualito que las mates del cole (con todos mis respetos a Juan Francisco, que a pesar de ser un hueso era lo único que hacía tragable la asignatura en mis tiempos). Que oye, igual luego no cuaja…pero ahora mismo la cosa está gustando muy mucho, a pesar de que el ayudante del profesor represente uno de esos extraños casos científicos, únicos en el mundo, que hacen que su cabeza no concuerde con el resto de su cuerpo, de momento no representa mayor problema que una hipnótica distracción.

Por último, las clases de Magic Italian! Al fin empezaron las tan cacareadas clases de italiano para estudiantes Erasmus en Brera. Bueno, si cambiamos “estudiantes Erasmus en Brera” por “seres lentos que jamás han oído ni una palabra de italiano, y que deben aprenderlo como niños de guardería”. Así, dos días a la semana, nos meten en un aula apartada del resto con una señora que ponen como profesora de italiano para que se distraiga y no se dé a las drogas, porque de profesora de italiano tiene lo que yo de nadador de sincronizada. Al menos aprovechamos para salir después y tomar algo con otros Erasmus, socializar, contar chistes, pasear por el Duomo, poner a parir la Academia…lo típico, vamos.

Pero lo mejor de todo… ¡Las Entidades han vuelto a estar juntas! Sí, entifans ávidos de noticias frescas, el día llegó al fin. La Entifamilia arrivó a Milano a principios de mes y pasó una semana qui, dando vueltas por Milano. Además que no pudieron llegar en mejor momento: justo el día en el que se convocaba una huelga general de transportes en toda Italia (y desde entonces llevamos tres: la última, hoy mismo). Así que para colmo tuvieron que comerse el marrón de los retrasos en trenes, metros y demás. Pero bueno, lo importante es que estuvieron aquí, se escandalizaron por la casa donde habitamos, y nos trajeron provisiones: un queso y cómics, juajuajuajua! Ah, y un sombrero que un servidor pasea orgulloso por la academia de Brera. Incluso tuvimos fiesta por todo lo alto: la celebración anticipada de la mayoría de edad de Entigirl. Ver Heroes, Dexter, Pushing Daisies o How I Met Your Mother, o a Locke con el pelo p’atrás bailando al son de Jason Mraz, fueron algunos de los momentos cumbre. Aunque no el mayor: el gran momentazo de la fiesta fue nuestro regalo milanés a la entifémina. Concretamente, ÉSTE:


Un Casper Petrellizado. Un nuevo fantasmita con la cara de uno de los actores fetiche de la señorita, todo para ella. Eso y una tarta made in Matías. Bueno, y un cómic de CSI, un CD de Coldplay, el libro de Gomorra y otro sobre cine…todo de mi cosecha y bolsillo estudiantil. Un noviembre la mar de completito, como veis. Y la de cosas que se me han pasado o he obviado deliberadamente para agilizar esto, que si no ya hubiera batido récords de longitud.

Serie de la semana: las terceras temporadas de Heroes y Dexter, y la cuarta de How I Met Your Mother. Series pelín diferentes entre sí, pero las que más hemos seguido durante este mes. Con opiniones diversas.

Película de la Semana: Han caído en italiano (y en cine, ¿eh? Que no cualquiera paga 8 euros para ver algo que puede ver sentadito en su sofá) “Tropic Thunder”, “Quantum of Solace” y “Twilight/Edwaaaaaaaaard”. De ésta última hablaremos algún día, porque verla en el cine fue toda una experiencia.

Juego de la semana: ya que Locke se marchó unos días a casa, aprovechó para investigar sobre qué fallaba de su PS3. Tras descubrir que era el cable, este mes ha sido puro y duro Sony. Soulcalibur, Tekken, Metal Gear, Pros…pero hay dos que sobresalen de manera brutal sobre el resto: “Little Big Planet”, una auténtica gozada de juego, que a pesar de su aspecto puede resultar hasta frustrante, y….ah, el otro nos lo reservamos para otro post, que tiene su miga. Sólo decir que provocó a Locke una sensación simplemente orgásmica al adquirirlo. Lo sé porque lo contemplé con mis propios ojos. Y sobreviví a semejante imagen.


Canción de la Semana: seguimos con lo anterior. Una canción sublime extraída del Little Big Planet: “Volver a Comenzar” de Café Tacuba. También he catado varios discos más que potables, pero esas reseñas las dejamos para más adelante, que no es cuestión de malacostumbraros.

Son las 23 y cuarto del sábado 13 de diciembre. Matías y Locke ven “South Park” en italiano, ya cenaditos y todo. Mañana tenemos comida Erasmus, así que habrá que acicalarse un poco. Y el lunes vienen a poner Internet…o eso dicen, que ya llevan un mes con la tontería. Esto de actualizar fuera del calor humano del hogar es más complicadillo de lo que parecía. Nos vemos en la próxima entrega…que no será ambientada en Italia.


Tachán! Ya veréis. Id abrigándoos. Ciao!

sábado, 13 de diciembre de 2008

Seguimiento entidoso y últimas oportunidades. ¡Si es que estamos que lo tiramos, oiga!


Entifans que ya han confirmado su deseo de/nos han autorizado a aparecer en la tarjeta navideña de Entidad:


Locke

The Nobody

UltimateY

Thor

Dark Phoenix

Gaby

Merrick

Mike Lee


Y de todos estos, sólo los tres últimos quieren una visión más “abstracta” de sí mismos, ¿cierto? ¿Se nos escapa alguno que haya mandado algo, o autorizado su aparición estelar y lo estemos obviando de manera inmerecidamente comprensible? Bien, queda este aviso ya puesto aquí porque EL LUNES, 15 de diciembre, daremos por cerrado el cupo de Entifans para la postal, y nos asombra la cantidad de clásicos que faltan en esta lista, así que los rezagados, sólo tenéis que decir: “Sí, quiero ser representado por los sublimes pinceles de Entiman, oh, poderoso conquistador italiano”. Con. Esas. Palabras. Ya sabéis que tenéis dos modalidades: realista (para la que nos podéis mandar vuestras erógenas faces a las_entidades@hotmail.com o a entiman@hotmail.com , preferiblemente a esta última, o a ambas, para que Entiman las reciba lo más rápido posible) o “estilo Mike Lee”, es decir, como nos salga de ahí. Justito de ahí.


Y por seguir con las advertencias y recordatorios: ahora mismo, después del último recuento, tenemos nada menos que a siete grandes favoritos desmarcados en cabeza para conseguir el misterioso entipremio que se dará a conocer durante la noche más esperada del año: los épicos y siempre inmejorables Entiawards. ¿Qué hacer para entrar en la pugna? Comentar como perras, como mínimo en lo que nos queda de 2008 antes de que éste caduque. Estos últimos meses han deparado grandes sorpresas en los recuentos, así que nadie dé nada por seguro. Como aliciente, una nueva pista que puede aclarar el misterio: el presente nos costará dinero. Y no poco precisamente.


En el próximo informe, la lista definitiva de los que conformarán la futura entipostal navideña que recorrerá la blogosfera. Cerramos conexión. Id comprándonos los regalos de Navidad, que luego lo dejáis todo para el final y así se nos queda luego la entisede, llena de bolígrafos guarros y postales horteras. A aplicarse, enga!


PD: Y a final de mes...la fiesta de las 40000 visitas! Si es que no paramos, oye.


jueves, 11 de diciembre de 2008

No es por dar envidia, es simplemente pura maldad:


Tanto post por la blogosfera diciendo que si el Expocómic de este año fue genial, que si fantástico por aquí, que si “fabuloso” (guiño guiño a Locke) por allá…Que sepáis que no nos dais ninguna envidia, panda de aficionados, porque en eso de causar envidias malsanas…








... Las Entidades somos pioneras.

¿Qué dónde es esto? Ah, para más información, atentos a las próximas entregas de “Entimani a la Milanesa”, donde se darán más detalles del por qué de nuestro silencio bloguero durante la pasada semana, y de dónde son esas nevadas y navideñas postales. Una pista: no es Italia.

Ale, a divagar se ha dicho.

PD: ¿Que ha quedado el post un poco pequeño? Ah, vosotros no opináis del banner nuevo, nosotros os dejamos con la miel en los labios. Bwahahahahahahaha!!
PD 2: Y para Thor, que blasfemó diciendo que habíamos sacado el texto de Guarrah...perdón, Gomorrah (¿en qué estaríamos pensando?) de una página de cine, que tenga bien claro que ese tremendo tocho está escrito por obra y gracia de Entigirl. Uy uy uy...que hay un premio en juego y alguien está perdiendo puntos....

domingo, 7 de diciembre de 2008

Las Entidades in English

Hola niños!!Bienvenidos a nuestra primera lección de Las Entidades in English. Pero como confiamos en que vosotros Entifans precisáis de lecciones con algo de cultura y no meras clases de inglés pa lechones, os vamos a poner un textito fundamental para todo seguidor fiel (y no tan fiel) de nuestro humilde blog. Y para inaugurarlo con buen pie , una de cine. Y no de cualquier tipo, señoritos. Cine del bueno. Os esperamos a la salida.

A boy who falls in with a criminal gang, a tailor who risks his life when he accepts a job from the competitors, or two childish guys that want to become gangsters. These are some examples from five different stories that take place at Gomorrah, a movie released last week based on the controversial bestselling novel of the same name by mafia victim Roberto Saviano.

This is a crime film directed by Matteo Garrone that deals with organized crime, especially with the powerful Neapolitan Camorra and how that affects life of residents from Naples and Caserta. They have practically no choice, and they are forced everyday to obey the peculiar rules of the “System”. In fact, since the book came out, Saviano has been threatened by some of the mafia capos that were bravely denounced throughout the novel. Consequently, even if the Italian Minister of the Interior granted him a permanent police escort, Saviano decided to leave Italy and move to EEUU. Nevertheless, his courage in writing the book and continuing to denounce the Camorra on television and in newspaper articles has seen him hailed as a national hero. On the contrary, his counterpart, the film-director Matteo Garrone, isn’t afraid for his life, because gangsters are proud of being represented in the film.

Since its release, this tough-to-see film has received positive reviews from all over the world. Moreover, the movie was premiered at the Toronto International Film Festival and it also won the Grand Prix at one the most important festivals, the Cannes Film Festival in 2008. Because of that, the movie has been chosen by National Association of Cinemagraphic Industries to represent Italy in the 81st Academic Awards.

Whatever happens, the experts conclude that one of the strengths from the book, and from the film too, is that there is no chance for that people, and they know it.


Para que luego digan que los italianos no son sexys...
EN: Italian guys: so zexy....


Tarea para hoy:
Composición de 500 palabras sobre el texto o, en su defecto, debate en el aula: ¿Habéis visto ya la peli de la que trata el texto, flamante ganadora de los premios de cine europeos?Y lo que es aún más importante: ¿Por qué en English es Gomorrah y pal resto del mundo Gomorra? No se a vosotros, queridos alumnos, pero por lo menos a unos servidores nos quita el sueño.


domingo, 30 de noviembre de 2008

Diálogos Ilógicos, Lógicamente: Apocalypto


Y el hombre estaba sentado solo. Empapado hasta los huesos en tristeza. Y todos los animales se le acercaron y dijieron: "No nos gusta verte tan triste. Pídenos lo que quieras y lo tendrás". El hombre dijo: "Quiero tener una buena vista". El buitre respondió: "Tendrás la mía". El hombre dijo: "Quiero ser más fuerte." El jaguar dijo: "Serás fuerte como yo". Luego el hombre dijo: "Anhelo saber los secretos de la Tierra". La serpiente respondió: "Yo te los enseñaré". Y así fue con todos los animales. Cuando tuvo todos los dones que podían dar se marchó. Y el búho les dijo a los otros animales: "Ahora el hombre sabe mucho y puede hacer muchas cosas. De pronto siento miedo." El ciervo dijo: "Ya tiene todo lo que necesita. Ahora su tristeza acabará." Pero el búho respondió: "No. Vi un agujero en el hombre, profundo como un hambre que jamás saciará. Lo hace triste y hace que siempre quiera más. Seguirá tomando y tomando hasta que un día el mundo dirá: 'Ya no existo más y no me queda nada que dar'."

"Apocalypto" (2006) Mel Gibson

viernes, 28 de noviembre de 2008

24 de Octubre, Diario de…


Realmente los 24 de octubre no suelen ser para mí más que otro día otoñal. Un día más, en el que pelear con los problemas de cada día (algo más excepcionales que los del resto, pero problemas al fin y al cabo), ver amigos, estar con mi (escasa) familia y, en resumen, continuar con la rutina habitual. Ni aniversarios, ni fiestas, ni nada que me haga recordar especialmente este día. Y mira que podría recordar cosas, porque, si algo no ha sido mi vida, es aburrida.


Todos los días pasa algo. Ya no es sólo que no llegue nunca a tiempo al trabajo, que no tenga suerte con el sexo opuesto, o que se me quemen las tostadas (bueno, esto no me ocurre tan a menudo, la verdad). Es esa sensación, casi obligación moral, de que he de salvarlos a todos. De que sus vidas son responsabilidad mía, y si algo le ocurre, por muy ajena que me resulte dicha persona, la culpa caerá sobre mí. Mira que soy mayorcito, pero no escarmiento. Podría decirse que es algo que llevo en los genes, desde que nací aquel verano de 1962, pero no es menos cierto que esta enfermiza obsesión se genera realmente a mis 16, en plena adolescencia y cambio hormonal.


¿Cómo? ¿Qué quién soy?


¿De verdad queréis saberlo?


Mejor preguntadle a Fran, que probablemente lo sepa incluso mejor que yo. ¿Que qué Fran? Pues Francesc Martínez, obviamente. El que ha hecho que ahora recuerde el 24 de octubre como algo especial, como el día en que la segunda parte de mis diarios salieron a la luz.


Hace un año, “Spider-Man: Diario de Peter Parker” no pudo tener mejor acogida. Mis años más mozos e inexpertos fueron minuciosamente estudiados por este chico catalán que me conoce casi mejor que a si mismo. Desde incluso antes del fatídico mordisco de la araña, Fran recolocó y ubicó todos los pasajes conocidos de mi cada vez más larga existencia. Desde pesadillas de infancia, hasta ex novias fugaces o enemigos más fugaces todavía, todo fue clasificado en esta primera parte de mis diarios, en los que Fran se dejó cada segundo de cada minuto de su tiempo libre. Yo simplemente era el protagonista de su sueño, un sueño que esperaba ser materializado desde que entré en su vida con el número 16 de Forum, con mi “hermano” Ben y yo en la portada dándonos de lo lindo. Ese era un cómic que Fran no había podido clasificar en el primer libro, pero…si una primera parte tiene éxito, ¿qué suele ocurrir?


Fran ya tenía preparado este segundo libro desde la concepción del primero. Tenía pensado de manera más o menos clara cómo se iba a distribuir todas mis hazañas, cómo transcribir mi diario. Decidió cortar el primer volumen al final de mi segundo encuentro con los Seis Siniestros, para comenzar este nuevo con mi primer encontronazo con Calypso, y de ahí hasta mi último cumpleaños, día que recuerdo vagamente, como casi todo lo ocurrido antes de mi pelea con el Señor Negativo. En palabras del autor, hace un año en “Bajo la Máscara”: “Sobre lo de que haya una segunda parte, todavía está por ver. Pero si las ventas funcionan algún día saldrá. Mi idea es que incluya hasta el Amazing Spider-Man 500 (pensad que ese libro incluiría las cinco series de Spider-Man y toda la etapa del clon, Ben Reilly sería un apéndice de éste volumen) y dejar para un tercer libro lo que falte más cosas como Ultimate, Spider-Girl y todas las historias de Spider-Man que no entren en la continuidad (si hubiera espacio me gustaría poner hasta las series de TV, pero estamos hablando de algo que no se si se hará y, si se hace, será dentro de bastantes años).” O sea, que por lo que parece, tenemos Diarios para rato.


“Spider-Man: Diario de Peter Parker 2” era una misión infinitamente más complicada que su predecesor. Entramos en los 90, década en la que se me exprimió todo lo editorialmente posible, con cruces entre editoriales, con tropecientas colecciones simultáneas y otros tantos cameos en series que ni me iban ni venían. Todo esto obviamente conllevaba una gran cantidad de basura comiqueril, y de errores de continuidad en los que no sé ni cómo me metía. Afortunadamente, para eso está Fran, que se ha leído y releído todos los tebeos de la época correspondiente, los ha ordenado como debe ser, y nos ha regalado otro libro perfecto, tanto para los no iniciados en el universo de vuestro arácnido servidor, como para los que quieren tener toda su colección bien ordenada, sin ningún error cronológico. Todo lo dicho sobre el anterior trabajo es aplicable a este también, pero multiplicado por la dificultad que entraña y por la ambición que Francesc ha volcado en este nuevo libro. Y además, con algunos…añadidos interesantes.



Sí, el portadista es el mismo, el genial Pedro Delgado, pero es que además la portada es… sencillamente perfecta. Se puede discutir que podrían haberse incluido más personajes destacables de la época que trata el libro, como Chacal o Kaine, pero eso no quita para que el dibujo sea simple y llanamente espectacular, de esos que ves en una estantería y te hace acercarte a ojear el producto. Chapeau por el artista, que de nuevo se ha convertido en el mejor reclamo comercial para el “Diario…” (y en mi nuevo fondo de pantalla, como ya ocurriera con el primero). Sin embargo, aquí hay más de un nuevo reclamo: por sus páginas se dejarán caer personalidades blogueras tan conocidas como Julián Clemente, Mike o El Tete, por poner algunos ejemplos (seguro que alguno olvido, eso me pasa por estar todo el día de azotea en azotea). Bien con textos o dibujos, ayudan a dar la puntilla al trabajoso escrito de Fran. Eso sí, no esperéis ver de nuevo un dibujo de Entiman entre sus páginas, pues por más que busquéis no encontraréis ni un trazo de entidad. Entiman no dibuja aquí. Entiman escribe.


Digamos que la entidad masculina se mantiene en la sección, pero cambia de cometido: dentro del “sobre el autor”, es ahora Entiman el que escribe acerca de la vida, obra y milagros frikis del escritor de éxito catalán. Para todos aquellos que os consideráis Entifans, ya tenéis un indiscutible motivo para abrir la cartera. Las Entidades ya publican sus desvaríos. ¡Y en libros de éxito!


Éxito que se Francesc Martínez se tiene más que merecido. Por sus inacabables ganas de trabajar, por lo que disfruta escribiendo, por la calidad que siempre tiene su resultado final, y sobre todo por lo mucho que se esfuerza en organizar la vida de un personaje como yo, de letras y papel, que nunca podrá agradecerle personalmente las horas que gasta en escribir obras como “Diario de Peter Parker 2”, que dignifican, no sólo a mí, sino al menospreciado mundo en el que me muevo.


Entrada de Tu Amistoso Vecino Spider-Man.


Preparándose para la tercera parte…


miércoles, 26 de noviembre de 2008

Vida en polvo: brisa invernal.

Cogieron a Toby una fría tarde de otoño. Las hojas secas de los árboles bailaban con el viento, y algunas hermanas mías les acompañaban. Es algo habitual de las de mi especie, el dejarse llevar. Para mí no. No señor, yo quería controlar mi destino paso a paso, y tener la opción de equivocarme por elección propia. Eso de ser una simple pelusa barrida por la brisa no va conmigo. En ese momento todavía no controlaba mi cuerpo, y por más que quería, no podía desengancharme de la nuca de mi compañero de viaje. Viéndolo ahora con perspectiva, de haber podido soltarme creo que igualmente no lo habría hecho. Todo sería muy diferente ahora.

Después de pasar horas en un furgón lleno de otros perros menos amistosos y motas de polvo que simplemente ensuciaban, llegamos a una silenciosa perrera, muy pequeña, con un cartel deprimente a la entrada en el que nunca supe qué había escrito, ya que por entonces todavía no sabía leer. De todas formas, todos se referían a ese lugar como “el matadero”, y aunque no fuera su verdadero nombre, siempre lo he recordado así. Los perros se ladraban entre ellos asustados pero al mismo tiempo resignados, como si asumieran que después de esto ya no habrían más huesos que roer.

En ese tiempo pude conocer mejor a Toby. A pesar de parecer un perro despierto y jovial, ya era mayor y había vivido una vida más que completa. Tuvo un amo que lo cuidó, que lo quiso hasta el último día de su vida. Él siempre lloraba al hablar de su antiguo dueño, se conocieron cuando ambos estaban solos y necesitaban simplemente compañía. Envejecieron juntos y Toby jamás había conocido otra cosa que no fueran sus manos suaves, su voz cariñosa y los pies de su cama, en la que siempre durmió plácidamente. Al igual que yo, nunca conoció a sus padres, y se vio de repente en la calle, sin más experiencia que la obligación de ser avispado. Al morir su dueño, Toby volvió a quedar sólo en el mundo, pero no a mi manera, sino con un camino ya recorrido a sus espaldas. Me propuse que, si alguna vez salía de allí, quería disfrutar de lo mismo que mi compañero había tenido: alguien con el que pasar los días en buena compañía, y que me hiciera parecer la vida más fácil, aunque realmente no lo fuera. Y si no, al menos pasarlo bien los pocos días que uno ronda entre corrientes de aire.

Toby me dejó una triste mañana de invierno. Los mismos que le negaron la comida se llevaron su cuerpo ese día, para enterrarlo en el patio trasero. Si no era su verdadero nombre, al menos el apodo del “matadero” era bien merecido. Nunca la navidad me pareció tan triste como aquella.

En el tiempo pasado en la perrera crecí, aprendí a controlar lo que mi “cuerpo” podía hacer y decidí irme de aquel sitio frío y deprimente para jamás volver. Esas navidades las pasé sólo. Conocí a muchas otras motas, pero eran simplemente…grises, aburridas, sin sustancia. Hasta el día de fin de año. Todo el mundo iba a reunirse en el nuevo vertedero, era el sitio de moda. Después de esa ocasión aprendí a no pasar nunca más por los sitios de moda: lugares sosos, llenos de gente aún más sosa. Malgasté la tarde en una esquina, solo. Cuando estaba a punto de agarrar la primera corriente nocturna y cambiar de aires, una voz femenina a mi espalda me sorprendió.

- Tienes cara de Jimmy.

Me di la vuelta. A pesar de lo difícil que es reconocerlas (al menos a las de nuestra especie), era una chica, algo más mayor que yo. Algo me resultaba familiar en ella, hasta que de repente caí. Y con un hilillo de voz le dije:

- ¿Mamá?


lunes, 24 de noviembre de 2008

Ya está bien de chuminadas. Vamos a ponernos serios:


Comunicado de Entidad de vital importancia. Prestad atención todos los que os consideréis dignos de ser seguidores nuestros (seguidor es un eufemismo de esclavo, pero hoy eso no tiene importancia).


Ahora mismo, los enti-dibujos siguen en periodo de descanso (aunque es más que probable que su retonno sea antes de lo previsto), pero, como algunos recordaréis, los Enti Awards se aproximan inexorablemente, como una locomotora sin frenos conducida por una lombriz de tierra. Sin control. Y llegarán en la fecha señalada. Pero lo que hasta ahora desconocíais es que, a diferencia de las dos ediciones pasadas, el ganador absoluto de los Entiawards 2008 será realmente … ganador. Esta ocasión, el/la que salga victorios@ en la categoría rey/na (es decir, el/la mayor fan de nuestras falsamente humildes personas, el/la que haya dejado más comentarios en este casi año y medio de existencia) recibirá un premio sorpresa, algo que realmente le acreditará como Entifan Supremo, y con lo que podrá mirar siempre por encima al resto de Entifans, quienes hasta que el ganador no sea batido (y nos referimos a superarlos, no a realmente…ya sabéis…”batirlo”…que luego pasa lo que pasa, panda de psicópatas, y no queremos saltar a la fama por haber “inducido a batir a alguien”) no podrán volver a sentirse dignas de ser personas. El obsequio seguirá siendo un misterio hasta la noche de la gala, pero, para no ser malos, diremos que no os va a sonar a nuevo. Y hasta ahí llega todo lo que puede salir de nuestras teclas de momento. Ah, para que no os creáis que está todo el pescado vendido (algo que no pasará nunca, el pescado no gusta tanto como para agotarse), muchos y muchas han perdido posiciones y otros han recortado distancias, así que ponersus las pilas si queréis ser bendecidos.


Sin embargo, esta no va a ser la única sorpresa del día. Y ojito, porque para que esta salga bien necesitamos de vuestra colaboración (del que quiera, obviously). Con motivo de la proximidad de “estas fechas tan señaladas”, y con la intención de plasmar de manera bella e bucólica la bonita sociedad que se está formando bajo el nombre de “Entifans” (y un poco también para que cuando llegue la noche de los premios no os vayáis de vacío…”Las Entidades, contentando a todo el mundo desde el 2008”), nos placería molto que nuestra postal navideña de este año estuviera protagonizada por … vosotros. ¡Sorpresa! Consideradlo vuestro regalo de Reyes adelantado. ¿Y por qué depende de vosotros? Bien, expliquémosnos: la postal consistiría en un dibujo titánico de Entiman (que así, ya que anda descansado de Entidibujos, se pone las pilas a lo bruto), en el que saldríais retratados todos vosotros…que quisierais ser retratados. Es decir, los que querráis salir tendríais que “autorizarnos” a dibujarsus. La otra parte divertida es más a vuestra elección: a nosotros, Entidades sabias y poderosas, nos gustaría que el retrato fuera lo más fiel posible a la realidad (sin señalar quién es cada uno, por supuesto, que hace el juego más entretenido si cabe), pero eso entra más en la elección de cada uno. Si queréis salir tal cual sois realmente, podéis mandarnos una foto vuestra al mail (o a las_entidades@hotmail.com o a entiman@hotmail.com) y si no, optaríamos por la “opción Mike Lee” y haceros “idealizados”, it’s your choice. Eso sí, sea lo que sea lo que decidáis, hacedlo rápido, para que dé tiempo a hacer algo potable.


El comunicado de Entidad ha terminado. Seguimos vigilándoos. Sí, incluso AHÍ. Así que andaros con ojo, al menos con uno.


viernes, 21 de noviembre de 2008

VIRTUOSITY_07:INSTRUCCIONES

-¡Ufff! ¡Aagh! Quién me mandaría a mi… ¡Cough! Si ya me dijo el sacerdote de Set que no dejara la medicación… ¡Ouch! ¡Mi pie! ¡P*t% monte de los c#&on*s! ¿Por qué narices le tuve que hacer caso a unos matojos ardiendo? ¿Por qué? Yo te lo dire, Moisés, ¡porque eres un jo*<%o loco idiota! Creo que esta es la cima… Mira todos esos panolis allá abajo… Buff, no sé si quedarme unos días aquí arriba, así no tendría que aguantarlos. En fin, vamos a lo que vamos… ¡Ejem! ¡Señor! ¡Oh, Señor! ¿Me oyes, mi buen Señor Yahvé? (Con lo bien que estaba yo en palacio…)



¡Bienvenidos a Virtuosity!



-¿Virtuosity? Creía que esto era el monte Sinaí.

-¿Hmm? ¡Moi! ¡Pequeño bribón! ¿Qué haces tú por aquí? Se supone que esto es Las Entidades’ Univ… Ah, pues no, es el monte Sinaí. (¿Cómo he llegado hasta aquí? ¡Fuf! Anoche tuve que pillarme una tremenda…) Bueno, Moi, cuéntame qué es de tu vida.

-Pues verás, he subido hasta aquí porque los chicos me están preocupando… Están adorando a un becerro de oro, o un hipopótamo, la verdad es que no son buenos escultores, y claro yo les he dicho, que refundieran la estatua en lingotes, que necesitaríamos el dinero cuando lleguemos a la Tierra Prometida, que las hipotecas van a estar por las nubes, y poco menos que me han mandado a la m*er%a. Y no les culpo, a mi mismo me queda poca fe… Nunca he tenido mucha…

-¿Y el problema es…?

-Eso, Señor, que ya no tienen fe en ti… (O más bien, no tenemos…)

-¿Qué no tienen fe? ¡¿QUE NO TIENEN FE?! ¿Se puede saber quién mato a todos los jodidos primogénitos de esos egipcios cabrones? ¿Quién coño hizo llover batracios por todas partes? ¿Quién hizo que las aguas del puto Nilo se convirtieran en sangre? Es más… ¿Gracias a quién pudieron cruzar el Nilo abriendo las aguas mientras esos hijos de puta se ahogaban?

-Er… ¿Yo? ¿Mi hermano Aarón?

-¡Joder, Moisés! ¿Y cómo coño crees que podíais hacer esas cosas?

-Hmm… ¿Con la vara? No sé, normalmente iba muy pedo como para darme cuenta de esas cosas… Por cierto, ¿por qué c*j@%es tú puedes blasfemar y a mi me ocultan todas las jo$#d!& palabrotas?

-Mierda, Moi, porque yo soy Dios y hago y digo lo que me da la puta gana.

-Ah vale… ¿Y qué hago con lo del papagayo de oro?

-¿No era un becerro?

-Pff, podría ser mi suegra…

-Bueno, a ver… Te voy a dar unas Tablas de la Ley, apúntalas, y cuando llegues abajo, finge estar muy muy muy cabreado por el asunto de la trucha de oro…

-Becerro.

-Loquesea, el caso es que estas muy cabreado y rompes las Tablas de la Ley delante de ellos…

-¿Entonces de qué sirven esas leyes?

-Por eso tienes que apuntarlas, cuando te vean romperlas pensarán “¡Jodó!, el pobre Moisés si que se ha cabreado esta vez, que se ha cargado hasta la Ley de Dios, habrá que hacerle caso o la liamos.”

-¿Funcionará?

-¡Claro! Soy tu Dios Yahvé, todo lo veo, presente y futuro, ya sé lo que va a pasar…

-¿Y por qué te enfadaste tanto antes si ya sabías que iban a perder la fe?

-Ya estaba enfadado desde siempre por eso, pero no era el momento de manifestarlo… Eso o los taquiones… (Jodidos taquiones…). Bueno, a lo que vamos, hete aquí las Tablas de la Ley.


Manual de la Vivienda. Photoshop. Otoño 2007.


-Otra cosa, Moi, en cuanto puedas, los restos de las Tablas los meterás en un arca, a la que llamarás “de la Alianza”, como muestra de que somos colegís, y la llevaréis al frente del ejército en todas las bat…

-Eh… Señor, disculpa, pero… ¿Qué significa esto?

-¿Cómo? ¿No sabes leer? ¡Si te escogí a ti justo porque al haber crecido en palacio eras el menos analfabeto! Supongo que no se puede confiar en las monarquías…

-No, pero si aquí no hay nada que leer, ¡son garabatos sin sentido!

-Se llama hebreo, Moi.

-¡Que no, co%o! ¡Mira!

-…

-…

-¡Mierda! ¡Espera aquí un momento!… ¡Entigirl! ¡No abras el correo que te mandé! ¡NO! ¡Ni se te ocurra! ¡Baish! ¡NOO! ¡No mires directamente! ¡Haz como si no estuvieran esos horripilantes fantasmas! ¡NO LOS MIRES, MARION, DIGO… ENTIGIRL! Fiuu, ha ido por un pelo… Bien, ahora, sin abrir los ojos, dame las tablas esas de piedra, así despacio, tranquila… Vale, en cuanto me vaya, puedes abrir los ojos y ya habrá pasado todo, ¿ok? Dale recuerdos a Entiman. ¡Ciao!

-¿Señor?

-¡Moi! ¡Pequeño bribón! Ya estoy de vuelta, anda toma, y devuélveme el Manual de la Vivienda

-¿Lo cualo?

-Lo que te di antes, y recuerda lo del Arca de la Alianza.

-¿Por qué?

-Porque gracias a eso en el futuro harán una película muy buena.

-¿Película?

-Olvídame…

-Sí, lo mismo digo…


Habrá más, y mejor, tan sólo recordad que lo que habéis visto hoy aquí no son más que 1s y 0s, y que su autor no tiene ningún talento real porque esto es… Virtuosity.



jueves, 20 de noviembre de 2008

Entimani a la Milanesa 5: Un mes menos, una casa más.

Son las 12: 09 del ya 30 de octubre del 2008. Matías juega una y otra vez al Disaster: Day of Crisis (catastrofista juego de Wii), mientras Locke, recién duchadito, ve un nuevo capítulo de “How I Met Your Mother” en su portátil con el que se ríe cada minuto y medio. Primer post escrito desde Seregno, nuestra residencia ya definitiva durante estos próximos 8 meses (o al menos en los ya pagados noviembre, diciembre y enero), y a la que poco a poco nos vamos habituando…aunque Desio…era mucho Desio.

Para empezar, hemos perdido nuestros sitios de juego: no más fútbol desde que estamos qui, no hay un parque decente, ni aparcamientos donde poder hacer el payaso un rato. Locke no puede seguir practicando la rueda, y el ténbol sigue esperando para poder ser perfeccionado. Seregno es una ciudad algo más “ciudad” y menos pueblo que Desio. Más tiendas (lo que conlleva mayores precios… horriblemente mayores, al menos la ropa), más supermercados…más todo, en definitiva. Menos verde, eso sí.

¿El piso? Mucho mejor que el de Desio, andevaaparar. Dos balcones, un baño, una habitación con cama de matrimonio (en la que dos de nosotros hemos dormido durante una semana, hasta ayer, cuando nos llegó al fin la cama individual que faltaba para que cada uno tuviera su espacio…íntimo), un salón con cocina, televisión, etc etc. Todo bien equipadito, aunque con los típicos problemas de un piso primerizo: hay que arreglar la calefacción (HAY que arreglarla, es imperativo), el sofá cama (cuyo fallo parece que fuimos nosotros, que la rompimos al segundo día), y volver a colocar en su sitio a nuestra nueva amiga, que, al igual que Casper en Desio, habitaba aquí antes que nosotros y merece un respeto por antigüedad. Si es que las mujeres no nos duran nada, cagoen…

La única que nos dura: la nueva Casper

Casi todo fue arreglado ayer, casero y su hermana mediante, gente mu maja que han ayudado en todo lo posible e imposible. Lo bueno (o al menos interesante) es que tenemos todo un edificio para nosotros solos, ya que todos los pisos son a estrenar y todavía faltan algunos por finiquitar. Bueno, menos el nuestro, faltan todos los demás, así que tenemos pasillos, aparcamientos y demás para merodear cuando nos venga en gana (siempre y cuando no hayan obreros trabajando, que no es cuestión de estar distrayendo). Proyectos diversos atraviesan nuestra mente, pero ya iremos informando de lo que surja.

Llegamos aquí el 24 de octubre. Recogimos todo aprisa y corriendo, nos despedimos de manera poco afectuosa del señor casero (es que il signore Vallone ni disimulaba que quería echarnos del piso a la de ya, colando a posibles compradores en casa sin avisar antes). En un ratito, gracias a Danielle (ver episodios anteriores) y al nuevo señor casero nos establecemos en nuestra nueva casita, y empezamos a desempaquetar maletas…otra vez. Al día siguiente, Locke ha de volver a Desio para recoger la batería de su portátil, olvidada en un cajón, por lo que vuelve a enfrentarse con Vallone…pero si sólo fuera eso. El pobre señor anciano de “Lost” va y se nos pierde, primero para llegar a la estación de trenes, y luego para volver. Acabó llegando a la comisaría, donde se hizo amigo de un carabinieri que le informó sobre cómo volver sano y salvo a casa, y le puso al corriente de una jornada interesante para el domingo, que nos iba a arreglar el finde completo. Dios bendiga a Locke y su olvidadiza memoria. El domingo fue…best Sunday ever. Aunque a Entiman no le fue tampoco de maravilla (para qué engañarnos…con mi mundialmente conocida destreza manual podría haber sido mucho peor), pasamos la domenica haciendo pruebas: tirar latas con pelotas, encestar, lanzar da(r)dos, adivinar precios y cantidades, caricaturas y pizza gratis, rifas (en la que Matías se llevó una pizza para dos…que intentaremos dar de sí hasta tres), informándonos de un gimnasio (que está a tomar por saco del piso y encima es caro…como casi todo aquí)… Una giornata perfecta para hacernos con la zona y habituarnos al nuevo ambiente.

Mientras, en la Academia…

En la Academia siguen los líos: los horarios continúan siendo absolutamente incompatibles, las protestas estudiantiles se hacen poco a poco con el control de la enseñanza en Italia (con huelga general incluida, de un seguimiento del 90%. Todo gracias a las maravillosas y revolucionarias ideas de Berlusconi sobre la educación…)…Sin embargo, la cosa va avanzando: Anatomía esta descartada de momento, Escenografía ha pasado a ser una de las pocas fijas (durante todo este año rondaremos la película de “El Piano”, la exploraremos, y haremos storyboards y demás chuminadas… parece interesante, sip sip), así como Serigrafía. Tenemos otras dos para este cuatrimestre, las cuales (de momento) tenemos como fijas, pero sin justificación, ya que no hemos recibido ni una sola lección de éstas: Computer Games y Stampa. La semana que se aproxima parece que será la definitiva para cerrar definitivamente nuestro programa de este cuatrimestre, en el que nos sobrarán créditos que no podremos convalidar. Y en febrero, el segundo cuatrimestre. Dios nos asista.

Día del desembarco

Como veis, todo va bastante bien, dentro de lo que cabe. Una vez pasado Halloween, la Navidad se aproxima amenazante y tenemos que establecer prioridades. Futuros objetivos son:

1.- Conseguir una conexión al fin y poder salir de este aislamiento, por culpa del cual no nos enteramos ni de cuándo cambia la hora.

2.- Comprar provisiones, ya que, mientras escribo esto, apenas hay comida en la despensa y nevera. Ni bebida, ya puestos. Eso sí, al menos tenemos dos cafeteras…pero sin café. Ironía, oh cruel ironía.

3.- Ver a la Entifamila again, quienes aterrizarán en terreno milanés en apenas una settimana. ¡Las Entidades, juntas de nuevo! Muajajajajaa!

Y ahora, el repaso semanal habitual. Wow wow wow, tres, dos o uno!!

Serie de la semana: muchas han sido catadas recientemente (ahora mismo estamos en la semana anime, con Fullmetal Alchemist y DragonBall GT), pero ninguna se acerca ni remotamente a lo visto en la segunda temporada de Dexter, season que aún no había pasado por nuestras retinas, y por lo que nos flagelaremos hasta el infinito. Qué serie, qué temporadita, señor.

Película de la Semana: la sosillla “Invasión” y la entretenida “Venganza”, con un Liam Neeson que se sale por todos lados haciendo de una especie de “Terminator meets Rambo”. Ya las comentaremos en su momento. Ayer cayó “Harry Potter 1” en italiano. Y el mercoledì la cuarta. Arf Arf.

Frase de la Semana: más que frase, palabra de la semana, que responde a un nombre propio, y que debe ir acompañada de una entonación propia de una enfervorecida fan adolescente de High School Musical en celo: “¡Edwaaaaaaaaard!”. Tod@s l@s lectores/as de “Twilight”, Locke incluido, saben qué significa ese hermoso nombre, y la belleza que trae consigo.

Momento de la Semana: la mudanza express de Desio, con la consiguiente despedida de Casper. Ay, perchero más carismático no ha conocido la humanidad.

Son las 17: 25 del domingo 2 de octubre del 2008. Locke está sentado a mi lado jugando con su portátil, y Matías tirado en el sillón viendo un resumen de “La Talpa”, el show más lamentable que jamás hayan sufrido mis retinas (rezad para que no llegue a España). A lo mejor después iremos al cine, o a lo mejor no. Depende del frío y de las ganas que haya de caminar. Mañana a clase. A ver cómo se da la semana. Ciao ragazzi, ci vediamo!