jueves, 27 de septiembre de 2007

Cine Veraniego. Parte 1: Celuloide comiquero (“Spider-man 3” y “Los 4 Fantásticos y Silver Surfer”)

El mejor ejemplo de cómo el tiempo se me ha ido echando poco a poco encima es el cómo ha ido evolucionando este post desde su concepción. Antes de este verano comenzara, mi idea era de hacer 2 posts sobre los dos films veraniegos que a priori más ganas tenía de ver: Spider-man 3 y Harry Potter y la Orden del Fénix. Pero el tiempo lo ha ido retrasando de manera espeluznante, a lo que se añadía lo complicado que me suponía el escribir un post de Spider-Man 3 debido a todas las opiniones que se han vertido/vomitado sobre la película, y lo extraño que ha resultado este verano cinematográficamente hablando: films que han decepcionado las enormes expectativas que habían generado, otras injustamente ensalzadas sin ningún motivo, otras a las que la crítica parece tener miedo de decir que son buenas, y sobre todo, una obra maestra. Esta semana nos dedicaremos a reseñarlas, poquito a poquito. Hoy toca pelis comiqueras, asi que vamos a ello:

Este verano comenzaba con la esperadísima y anticipadísima por cien mil trailers, imágenes, anuncios, spots, avances, o como quiera llamarlo la Sony, "Spider-man 3" una verdad absoluta en esta vida, es que “Spider-Man 3”no es una obra maestra. Pero ni mucho menos me parece que sea la bazofia que muchos se empeñan en repetir constantemente por diversos blogs y webs. Más que nada porque, a la hora de decir los fallos del film sólo salen 2 palabras: baile y Arad. La famosa escena del baile: podríamos distinguirlas en 2: la de la calle y la del club. A mí, la de la calle no me molesta en absoluto, y todas las veces que la veo me río. No me desentona con el tono que ha querido dar Raimi a toda la saga, y si ya en la 2ª teníamos el momento “Raindrops keep falling...” que no me cansaré de defender, aquí tenemos esta, que viene a demostrar lo mismo: que Parker e. Probablemente el film que más expectativas había generado en el fandom comiquero de los últimos años, al saber de la inclusión de 2 mitos arácnidos como Gwen Stacy y Veneno, y sobre todo con los antecedentes de la impresionante película anterior (en mi opinión, la mejor película de superhéroes de las que nos han llegado en esta moda reciente, junto con “Batman Begins” y “X-Men 2”). ¿Y que ocurre cuando vas al cine con unas expectativas por las nubes? Pues que, o que es “El Padrino”, o que te llevas un chasco de los que hace escuela. Y si hays un pazguato de tres pares de narices. Lo cual no hace la escena del club, que si me parece innecesaria, pues se podría decir lo mismo si Peter bailara con Gwen de manera “normal” (ya nos entendemos, sin tanto brinquito), pero aún siendo una secuencia ridícula no me parece condenatoria.

Sobre el tema “las presiones del productor Avi Arad sobre Sam Raimi para que Veneno aparezca”, que ha desencadenado por toda la web un movimiento de “odiemos a Arad” inaudito, solo puedo constatar la poca memoria que tienen algunos: Arad fue el que contrató a Singer para los X-Men, a Raimi para Spider-man o a Ang Lee para Hulk. Y fue la gente la que dio la espalda a productos más profundos de lo habitual, como el propio Hulk, o Spider-man 2, que recaudó bastante menos que su 1ª y muy inferior entrega. Y fue la gente la que convirtió productos tan vacíos como Daredevil o Los 4 Fantásticos en exitazos de taquilla. No pequemos de ingenuos: Avi Arad es productor, es el que pone el dinero, y obviamente no quiere perderlo. Y si el arriesgarse artísticamente le sale mal no va a seguir intentándolo una y otra vez. Y si meter a Veneno en la 3ª entrega del trepamuros es lo que da dinero (y no nos engañemos: una gran mayoría de la gente iba a ver el film más por el villano que por el propio héroe, lo cual hizo que muchos salieran decepcionados, más que porque el simbionte salga mejor o peor representado, porque sale 20 minutos como Veneno) pues mete a 50 si le dejan. Por eso Singer ya no está en los X-Men y meten a Brett Ratner , todo un seguro en taquilla (sobre todo en EEUU), a “dirigir” la 3ª entrega. Por eso Arad contrata a directores tan impersonales como Louis Leterrier o John Favreau para sus próximas franquicias marvelianas: porque ha aprendido que es el marketing y no el tener un director interesante lo que vende. El problema es que, la mayoría de las veces, una gran taquilla implica una gran impersonalidad, productos de consumo rápido que cada vez abundan más. Ah! Y para los que últimamente salen con que las adaptaciones de Marvel son una basura comparada con las de DC, les recuerdo que mientras que Marvel sacaba Spider-mans, X-Mens y Hulk (y cosas más simples, aunque entretenidas, como los 4F o Daredevil), DC sólo sacaba Catwomans y Ligas de Caballeros (Extra)Ordinarios. Es ahora cuando parece que la Warner se está poniendo las pilas y está haciendo lo que Marvel hace un par de años: contratar a gente prestigiosa como Nolan o Singer (quien había sido fichado por…ah sí, Arad en su momento) para levantar sus franquicias. Y parece que la cosa va bien en cuanto a calidad (Batman Begins es una joya y Superman Returns casi casi) aunque no tanto en cuanto a taquilla, motivo por el cual Supes 2 se continúa retrasando (y recemos para que Singer no se baje del proyecto), y otras franquicias parecen congeladas, como Wonder Woman. A lo que voy es que, yo no defiendo que un productor deba meterse en las decisiones artísticas de un proyecto, pero sí entiendo los motivos que le llevan a ello, y no me sorprende que lo haga, ni me parece un fallo que se deba achacar al film, pues el director debe tener la capacidad de sortear esas influencias para que el film siga siendo suyo.


Y es ahí donde radica el fallo de Spider-man 3: que Sam Raimi, bien por caprichos infantiles, bien por cansancio, o bien porque pensaba que sería su despedida del personaje y de repente vio que capaz de que no, no está tan fino. Sobre todo el film falla en cuanto al guión. Si bien en las precedentes cada libreto había sido sometido a múltiples reescrituras y revisiones (el de la 1ª probablemente sea uno de los más reescritos de la historia, y el 2º fue revisado por reputados escritores como Michael Chabon), lo que hace que cada uno de los guionistas implicados aporte su estilo o corrija incoherencias o inconsistencias argumentales (que no crearlas), en esta entrega el guión está compuesto por varias ideas inconexas creadas por los hermanos Raimi (como en las anteriores) y convertidas en un guión por un Alvin Sargent que habrá hecho lo que ha podido con dichos esbozos. Si a eso sumamos que el incluir a Veneno es un añadido a última hora, que para colmo acabó siendo la trama principal, y que Raimi, cual niño chico, hizo todo lo posible por demostrar que Veneno no le gustaba, y que, ya que lo incluía intentaría al menos disfrutarlo…o al menos disfrutar al simbionte, porque a Veneno lo vemos brevemente en la batalla final, (eso sí, tan perfectamente recreado que es una maravilla verlo en pantalla grande), nos quedamos con una historia tan deudora de los tebeos como inconsistente.

¿Pero y la película? La película se disfruta y mucho (al menos yo), sobre todo si no entras a la sala con unas expectativas del tamaño de un portaviones, algo que ha influido mucho en las opiniones vertidas por la web. Raimi continúa demostrando su elegancia visual, contando en esta ocasión con un presupuesto que le permite hacer maravillas como las creaciones del Hombre de Arena y Veneno (dos de las mejores secuencias vistas en los cines este año, merced a unos muy oscarizables efectos especiales y la maravillosa partitura de Christopher Young, que da su mejor nivel en esos dos momentos), la pelea voladora entre Peter y Harry, o la mastodóntica batalla final de Pete y Harry contra Veneno y un Hombre de Arena King-Kongnizado, demostrando la maestría visual a la que ha llegado el realizador. Quizá donde falla es en lo que le ha dado consistencia a la franquicia: en el tramo personal, intimista, donde Raimi no sólo se muestra más brusco, sino que para colmo pierde el control de sus actores. El director autoriza tanto a Kirsten Dunst (el momento salida del teatro cuando la acaban de echar es risible) como, sobre todo a Tobey Maguire a que disfruten sus papeles y den rienda suelta a su vena más histriónica, cosa que no me parecería mal si eso no influyera tanto en los momentos dramáticos. Maguire es quien más parece disfrutarlo: su reacción cuando rompe con MJ, o algunos momentos del principio del film en los que parece más abobaliconado de lo que acostumbraba demuestran que, por si acaso es la última, el actor no sólo quiere disfrutarla bien, sino demostrar que tiene más matices interpretativos. Sus escenas cuando hace de “malo” (que no sé de que se sorprendían por lo del corte de pelo “emo” si ya se veía en los trailers) en cambio no me molestan, pues es como se comportaría el Peter “fílmico” (que no el de los cómics): especialmente logrado resultan sus diálogos durante la pelea en el apartamento de Harry (donde en cambio Young no acierta con el tono de música), que ponen los pelos de punta viendo de quien vienen. Es en este fragmento, el del traje negro, donde más se notan además los tijeretazos en la sala de montaje, haciendo que la evolución del personaje sea bastante torpe hasta su resolución del campanario.


El resto de personajes cumplen con lo que se espera: Harry es el que más sorprende, pues en el recae gran parte de la trama, desenvolviéndose con bastante soltura tanto en las escenas de acción como en las dramáticas. Gwen es Gwen (y el personaje que más le ha gustado a La Entidad Femenina, amante también de los tebeos), aunque para muchos no lo sea porque no la palma. La Gwen de la película es una dulce compañera de universidad de Peter, que parece colada por él, y que además se dedica a “explotar” su (abundante) belleza como modelo (recordemos que Gwen en los cómics fue reina de la belleza de su instituto). ¿Se diferencia en mucho con la Gwen de los tebeos? En que sale con Brock y ya está. El problema en este tema es lo mitificado que está el personaje, marcado más por su trágica muerte que por su carácter per se. ¡Ah! Y Bryce Dallas Howard la clava. Aunque para mí el gran descubrimiento es Topher Grace, tanto como Brock como Veneno (oíd en versión original sus escenas como villano por favor), creando el personaje más carismático del film, y con unas motivaciones mejor elaboradas que su contrapartida en papel. Lástima que como Veneno hable más bien poco, y con la cara descubierta, porque la vida que insufla a la némesis del lanzarredes es digna de elogio. Thomas Hayden Church hace lo que puede con su personaje, un Hombre de Arena que por 1ª vez parece un enemigo interesante, aunque su historia personal se diluya en favor de la de Veneno. Raimi, al igual que ya hiciera con Octopus, demuestra su amor por el personaje dotándolo de humanidad y de una personalidad atormentada nunca mostrada en los tebeos. Lo de su implicación en el asesinato de Tío Ben, aunque si sea importante para el progresivo desquicie de Spidey, no me parece bien resuelta, motivado por un guión poco trabajado y revisado. Rosemary Harris como Tía May sigue con su papel de Oráculo Vital, y J.K. Simmons sigue aportando ese toque cómico interpretando a Jameson, un papel para el que parece haber nacido. Y el cameo de Bruce Campbell, pues el más hilarante de la franquicia, así como el de Stan Lee es el más surrealista.

Por último (que esto está quedando eterno, pero es que llevo pensando esto desde mayo :p), en comparación con los cómics, es la más fiel en cuanto a forma: fragmentos como el del campanario, la conversión de Veneno, su secuestro de MJ (algo cansino en las 3 películas), la redención y muerte de Harry, su amnesia, la familia Stacy…todo parece extraído literalmente de las viñetas, aunque algunos de ellos sean inconexos o incoherentes (¿por qué va Peter al campanario?).

En resumen, un film que, a pesar de situarse por debajo de su predecesora, ha resultado ser una de las propuestas más atractivas y entretenidas de este verano, con un aspecto visual espectacular, y unos personajes que, aunque a trompicones, siguen siendo los más humanos de las adaptaciones comiqueras recientes, aunque Raimi dé claras muestras en según qué fragmentos de agotamiento y descontrol del ritmo del film. Una reflexión “light” sobre el lado oscuro del superhéroe que no profundiza más en ello por temor a espantar al público. Muy recomendable, sobre todo para ver en pantalla grande y pasar un buen rato palomitero.

Sobre el otro film me extenderé menos, básicamente porque hay menos que contar. “Los 4 Fantásticos y Silver Surfer” es la nueva entrega de la familia fantástica cuya primera cinta estrenada en el verano del 2005 resultaba un intrascendente y en varios momentos autoparódico entretenimiento llevado con total falta de personalidad por Tim Story, que despuntaba en los momentos que mostraban la relación entre La Antorcha Humana y La Cosa, y la reacción de esta ante su transformación, y que flaqueaba en la caracterización del Dr. Muerte (correctamente interpretado por Julian Mc Mahon), en la ausencia de interpretación de Alba y la falta de carisma y liderazgo de Reed Richards. En esta nueva película, la cosa mejora sustancialmente, casi únicamente por la inclusión de Estela Plateada, que aparte de ser el mayor logro visual del film, es el personaje mejor construido de la franquicia. El resto sigue más o menos igual: La Antorcha sigue desbordando carisma; La Cosa ha perdido todo el dramatismo de la 1ª, siendo aquí más un bufón cachas que otra cosa; El Dr. Muerte no pinta apenas nada en la trama, a pesar de su latveriano comienzo muy prometedor que se diluye en media hora; Alba intenta darle mayor dramatismo a su Sue Richards, sin logros muy llamativos; mientras que Reed es el personaje más mejorado con respecto a la 1ª parte: más creíble como líder (su discurso al general) y un Ioan Gruffud más entonado dan un Mr. Fantástico más fiel a los tebeos, aunque tenga en su haber una de las peores escenas de la historia de las adaptaciones cinematográficas: su baile en su despedida de soltero, más por los ridículos efectos visuales y por la torpeza del realizador que por la interpretación del actor. El film gana mucho en las escenas de acción (la de la noria es un claro ejemplo) aunque, como ya he mencionado, lo más destacable es todo lo relacionado a Estela, en especial su diálogo con Sue cuando ha sido apresado por el ejército, y en el espectacular clímax final del film, donde el surfista se rebela a su señor, un Galactus que como se rumoreaba, es una nube, pero bien hecha. En cuanto a la polémica de que lo de la nube es mejor que un gigante púrpura de casco esperpéntico, que en el cine quedaría ridículo…pues opino lo mismo que cuando dicen que los 4 Fantásticos son tan “intrascendentes” en la pantalla grande porque el cómic no da más de sí: que depende de quien lleve las riendas. Si en vez de tener a Tim Story hubiéramos tenido a un Singer cualquiera, probablemente hubiéramos disfrutado de una de las mejores sagas del cine de ciencia ficción de los últimos tiempos, y un Galactus gigante y púrpura no hubiera sido ridículo sino intimidatorio y amenazador. Si fuera por el material original, la 1ª familia de Marvel lo sería también en el séptimo arte y no solo en papel. Pero son taquillazos, porque, como he dicho antes, cuanta menos personalidad y más marketing mejor. Una peli familiar y entretenida, sin ningún otro tipo de pretensión, que deja a un lado la profundidad, mejora a su antecesora y reincide en sus (muchos) fallos, pero al menos es breve, algo que se agradece. Para pasar el rato, aunque para ello hayan otras mejores.

Próximamente más cine veraniego. No dejéis de mirar la cartelera.

PD. El dibujo hecho a Thor también se ha hecho público, y se puede ver aquí. Gracias por colgarlo, y me alegro enormemente que te haya gustado.

PD 2. Último día de la encuesta... Quien quiera entrar en el sorteo, a comentar se ha dicho

3 comentarios:

Kike dijo...

Comento para decir que voté en la encuesta xDD. Ya si puedo mañana leo el post...que da algo de miedo asi de primeras :P

Agustín dijo...

jaja concuerdo con vos, lamentable es la escena de mary jane y harry tirando la cena y bailando, como asi tambien las sonrisitas de harry, pero dentro de todo, me parece bien la peli, con respecto a la votacion todos han votado en el post "Discipulos reunios", pero ya que estoy aca, vote por una salsa parecida al wakamole.

salu2!

- YOGUR - dijo...

Gracioso dibujo. Me encantan los mofletes del Doctor Octopus jejejejeje