jueves, 7 de mayo de 2009

Italia: Diario de la Conquista (Actualizado)



Día 1: Entiman cumple sobradamente con la labor de recoger a Entigirl y los Entipadres en Malpensa. Mediante un medio de transporte público, escogido para guardar las apariencias, llegamos a nuestro centro de operaciones, el Hotel Flora. 3 estrellas de calidad servidas a nuestra entera disposición. Descansamos brevemente y nos dejamos idolatrar en un restaurante local.

Camarero típico italiano.

Día 2: Sin madrugar de manera exagerada (de momento el planning de conquista no lo exige), nos despertamos lo suficientemente temprano como para aprovechar el desayuno del hotel, durante el cual la señora responsable del mismo intenta minarnos la moral con una espumosa leche y la falta de croissants vacíos. Hoy será un sencillo asentamiento, así que la dejamos vivir de momento. Caminamos hasta la zona comercial de la ciudad, el Corso Buenos Aires, llegando hasta Porta Venecia, y de ahí a un parque cercano, donde los lugareños llevan a sus mascotas a trotar libremente. Visitamos un museo gratuito situado en la zona, y que
 supone el primer paso de nuestra sigilosa conquista.

Por si había dudas

Primer paso completado. Almorzamos, descansamos, cenamos y a reposar fuerzas, que mañana empezamos la verdadera invasión.

Tranquila mujer, si volveremos uno de estos días

Día 3: Toca madrugar, a las 6 y media de un domingo más santo de lo normal. La misión lo merece. Confirmamos que el enemigo pretende trastornarnos mediante el desayuno, pues la camarera en esta ocasión nos desconcierta, dándonos a elegir entre zumo de naranja amarillo o rojo. Después de decantarnos por el amarillo, tomamos la línea verde de la metropolitana hasta Cadorna, desde donde partirá el tren que nos transportaría al Lago Como, lugar predilecto de familias, parejas y personas bien avenidas para pasar los días festivos. Tras una hora de trayecto, llegamos a un hermoso paraje cubierto por nubes que amenazan con explotar en cualquier momento. Realizamos un agradable paseo de reconocimiento del terreno, visitamos su Duomo, saludamos a los cisnes y patos varios, y subimos al funicular que nos proporcionará una mejor vista de nuestras nuevas posesiones. Las nubes sorprenden, abriéndose de par en par, y dejando entrever un Sol espléndido. Aprovechando el calor primaveral, nos sentamos a almorzar al aire libre, en un typical ristorante turístico (guardar las apariencias, ya sabéis). 

Los líderes de Como

Como la ley de Murphy es uno de nuestros principales credos, las nubes rompen la tregua y descargan su lluvia cuando estábamos dando por finalizado el ágape. Descendemos de las alturas, funicular mediante, y damos un largo paseo a lo largo del popular lago. La conquista de Como se puede dar por concluida, por lo que cogemos temprano el tren a Milano, cenamos en un McDonald céntrico y nos apijamamos, porque mañana es el día grande.

Día 4: La jornada requiere sacrificios, así que a las cinco y media de la mañana estamos ya en pie. Evitamos el desayuno hotelero por dos razones: para pillar el tren con la cabeza despejada, libre de la influecia culinaria del enemigo, y porque el restaurante no abre hasta las 7. Nos encaminamos hasta Centrale, compramos los billetes y así iniciamos nuestro viaje de tres horas y media. ¿Destino? ¿Cuál si no? La romántica Venezia. Casi 240 minutos en los que vemos y oímos individuos de todo tipo, entre los que destacan 2 Erasmus españoles que no habían pisado una facultad en meses, acompañados de una escandalosa y posiblemente ebria italiana, de voz áspera y ligeramente insoportable. A las 11 y media estamos ya en la ciudad de los canales, dispuestos a llegar hasta Rialto y Piazza San Marco antes de que el último tren hacia la capital parta a las 6. Así que nos encaminamos lentos pero decididos, siguiendo los carteles turísticos que decoran muchas esquinas de la ciudad. Imposible perderse, ya que, aunque los carteles despisten, con seguir a cualquier japonés llegas a tu destino (está en su naturaleza). Calles repletas, a rebosar de guiris, debido al comienzo de las vacaciones de Semana Santa y lo soleada de la jornada, que hacen imposible el degustar la ciudad con tranquilidad. Aún así, más mal que bien llegamos a Rialto, donde sacamos las fotos de rigor, buscamos hueco por donde seguir y nos dirigimos a San Marco. Dicen que es la plaza más bella del mundo, algo que no podemos confirmar (estamos viajados, pero no tanto), pero sí comprender. Por más veces que se vea, y por más que te acostumbres a ella, seguirá impresionándote como el primer día. Llegamos y descansamos a las orillas del gran canal, buscamos un sitio donde comer un contundente trozo de pizza y, como vamos sobrados de tiempo, decidimos realizar la locura que sólo nosotros podemos permitirnos: sentarnos en un bar de la Piazza hasta que sea la hora de coger el vaporetto. ¿Resultado? Pues dos coca-colas y dos cafés por el módico precio de …

Nah, calderilla oye

Hij@s, son de esas cosas que se hacen una vez en la vida, y ganarse su confianza era además parte del plan. Llamadnos románticos, pero sentarse en la Plaza San Marco, con una banda al lado y disfrutando de las vistas … casi que lo vale. Casi. A las cuatro y media nos subimos al vaporetto, camino de la estación. Y, después de un ajetreado día volvemos al familiar tren, que se retrasa más de lo normal en llegar a su destino, motivo por el cual Las Entidades empezamos a desvariar a las dos horas y media de viaje, y a sacarnos fotos estúpidas, aparte de ser víctimas de imparables ataques de risa. Afortunadamente, llegamos a la estación antes de perder por completo la cordura. El enemigo juega sucio, pero no es así como se nos doblega. Venezia ha caído, lo que merece un descanso. En concreto el día 5 por completo, donde lo más destacado fue la obligatoria visita al Duomo y tiendas aledañas, y la adquisición de algunos cómics y coches en miniatura. De resto, simple relax, sin tren alguno.

Día 6: Toca de nuevo madrugar, ya que Torino nos aguarda. Desayuno hotelero, en el que comprobamos que ya la camarera va sucumbiendo a nuestros encantos y conociendo de memoria nuestras preferencias culinarias. Una más para nuestro séquito. Desde Centrale a Torino, dos horillas en ferrocarril, que pasan entre cabezada y cabezada. 



Una vez adquirido un mapa del lugar, comenzamos a callejear, buscando una de sus mayores atracciones turísticas, y de visita obligada para nosotros: el Museo del Cine. Desde los orígenes del celuloide, mostrados de manera bastante interactiva, hasta los últimos avances, que te permiten aparecer en “Matrix” mediante la magia del croma. Es aquí donde conseguimos los hallazgos definitivos del viaje: hemos visto con nuestros ojillos la mismísima capa de Superman, original de Christopher Reeve, un traje de Alien, las verdaderas máscaras de Darth Vader y Chewie, la jaula de piolín, el guión de “El Padrino”… Todo ello aderezado con vistas panorámicas de la universitaria ciudad. Porque tenemos la pupila dura y no nos emocionamos, que si no … 



Después de semejante gozo, probamos unas piadinas que saben a gloria, paseamos al borde del río, encontramos una tienda friki (el radar de Entiman sigue bien calibrado), y poquito a poco volvemos a la estación de nuevo. Agotados por lo que llevamos de viaje, entre caminatas, trenes y escasos almuerzos, volvemos a nuestro acogedor medio de transporte, satisfechos porque el mayor trabajo de la Enti-Conquista ya ha sido hecho. Ahora lo único que queda es consolidar algunos pueblos pequeños, a poca distancia de nuestra céntrica base de operaciones.

El hombre de Bérgamo

Días 7, 8 y 9: Ni madrugones, ni largos trayectos ni nada. Satisfechos con el desayuno del hotel, nos dirigimos a Bérgamo, ciudad pequeña dividida en dos, la parte moderna y la antigua, a la que se llega de nuevo funicular mediante. Ciudad en la que merece la pena pasar el día, haciendo el cabra. El viernes tocó Monza, famosa por su celebérrimo circuito, ciudad a un cuarto de hora de Milano. Un poco más grande que Seregno, Monza viene siendo el “pueblo” más grande de cuantos rodean la capital. Recorremos su inmenso parque, o al menos una ínfima parte, comemos allí, paseamos por la calle principal y regresamos al hotel. El sábado, toca Cremona.


Si váis a Bérgamo, no dejéis de ir a "Menopausia: el musical"

¿Qué tiene Cremona de especial? Os preguntareis. Bien, nos alegra oír el eco de vuestra pregunta. A priori, lo más importante de la ciudad es que vio el nacimiento del afamado Stradivarius, hacedor de violas, violines, violoncelos y demás cosas violables. De ahí que tengan un precioso museo donde exponen sus más preciados instrumentos, con una arisca y cavernosa recepcionista la mar de asesinable. Aparte de esto, su Duomo tiene el campanario más alto de Europa, aunque parezca exagerado. Sí hij@s, en Cremona. No París o Milán, no, Cremona. Y sin ascensor. Con un par. Aún así, eso no fue lo destacable de Cremona. Porque en esta ciudad, a un par de días de concluir de manera exitosa nuestra misión …


…surgió el amor.

Entiman la miró, y desde entonces no podía ver nada más. Ella miró a él, y sintió la conexión. Él era un conquistador, ella una lugareña. Él una Entidad, ella una cabra. Una cabra feliz, pero cabra al fin y al cabo. Ella salía muy cara, y venía con un cabrero, pero eso a él no le importaba, no era nada celoso, y, tras una importante transacción económica, tanto ella como su querido acabaron en sus manos. Después del obligatorio trayecto en tren, volvimos los 6 al hotel, aunque sólo habíamos pagado por cuatro.El último domingo deambulamos por una Milán semidesierta. Entre el día y lo festivo del mismo, poco se podía ver en la urbe, más que alguna tienda despistada que abre por inercia. Caminamos, comemos, descansamos y cenamos en uno de nuestros lugares habituales y, después de catar “Heroes” y “HIMYM”, pasamos a descansar definitivamente, pues la labor ha sido completada con éxito. Sí, Entifans. Italia al fin ha caído, por más que haya puesto resistencia.


ANEXO: 


Al par de días de la partida de Entigirl, un pequeño grupúsculo de insurgentes se rebelaron en Torino, afirmando que el siguiente domingo se reunirían para celebrar el décimo quinto festival del cómic de la ciudad. Aprovechando que Locke llegaba el sábado de España, y con ganas de explorar terreno, Entiman se lo agenció como acompañante en esta rutinaria e inofensiva misión. Despertarse de nuevo a las 6 de la mañana, ir de Seregno a Centrale y, desde allí nuevamente, las ya conocidas dos horas de tren hacia Torino. Una vez allí nos colamos de manera ilegalmente gratuita en un pullman, dirección Salón del Cómic, al que llegamos a los 20 minutos.Obviamente, no es Barcelona. No tiene la infraestructura ni el mastodóntico tamaño del de la ciudad condal, pero sí que resulta ser un salón inteligentemente montado y bien aprovechado. Eso sí, para verlo un día y basta, pues a las pocas horas aburre lo suyo. Allí conocimos a Chewie, quien nos dedicó un entrañable rugido, degustamos 30 minutos de “Franklyn” (prometedora película, al menos en lo visual, con un toque de peli de culto a lo “Sky Captain”) contemplamos vergonzosos Cospleis, alguna que otra performance …



Pero Entiman tenía muy claro su objetivo. Conocer a uno de sus ídolos comiqueros. Una de sus mayores influencias a la hora de dibujar, uno de los pocos por los que la inimitable Entidad se digna a hacer cola y esperar por una mísera firma. El nuevo Frank Miller, dominador absoluto del claroscuro, el señor Eduardo Risso, responsable gráfico de 100 Balas, Batman: Ciudad Rota, Logan, Johnny Double, entre muchas otras. 


Aunque le tocaba firmar a las 5 de la tarde, el señor Risso tiene de excelente artista lo mismo que de impuntual y acabó llegando una hora y media más tarde. Pero la insufrible espera se acabó compensando, gracias a la firma de mi recién adquirido “Logan” y, sobre todo, a esto:

Un Cole Burns, personaje de “100 Balas”, dedicado exclusivamente a noi, las mismísimas Entidades. No hay palabras hijos, no hay palabras. Sólo agradecer al señor Risso el detallazo del dibujo (en el que fuimos originales, pues todos pedían Batmans… psé, aficionados), y más todavía a Locke el haber esperado pacientemente al lado de Entiman, a pesar del cansancio que llevaba a cuestas.

Una vez agregado Eduardo Risso a nuestra lista de Entifans de honor, decidimos marcharnos ya. No hay más que hacer, el Salón cierra y nosotros volvemos a casa a descansar, que ya es hora.

ANEXO II

Mañana, a partir de las cuatro de la tarde (hora peninsular, tanto ibérica como itálica) os queremos ver a todos por aquí, ya que celebraremos por todo lo alto las 50000 visitas, que se dice pronto y se escribe más rápido de lo que se consiguen. Y dependerá EN EXCLUSIVA de que seáis puntuales, porque la fiesta empezará a las cuatro y terminará mañana también. Y no se repetirá. Así que os queremos ver a partir de la hora señalada, en "Las Entidades' Universe", pendientes de novedades en la barra lateral. No será un post. Y tampoco será una Enti- Kedada, pero casi.

(¿Eh Locke? ¿Ya estás contento?)

ANEXO III (Actualización)

Por diversas razones que no vienen aquí a mencionarse, la fiesta se retrasará un par de horas. En concreto, no comenzará hasta las 20:00, una hora más fiestera, donde va a parar. Así condensamos la party, que si no la gente llegará a las 9 de la noche ya embajonada. Recordamos, a partir de las 20:00, hora peninsular, todos rondando por acá.


11 comentarios:

Mike Lee dijo...

¿A las 16:00?
Miedo me da todo esto, Entis, entre lo de insinuar ua posible ruptura en post anteriores para sorprendernos con la Enti-quedada y ahora ésto no sé qué esperar, la verdad.
¡Qué bueno el dibujo!
¡Saludos!

Locke dijo...

De nada hombre ;D.
A todos los demas, es de vital importancia que esteis por aqui mañana sobre las 16:00 para disfrutar del fieston. Es posible que no se vuelva a repetir, asi que haced un esfuerzo :D.

Dark Phoenix dijo...

Vale, vale, antes que nada, dos cosas:

a)"Entiman la miró, y desde entonces no podía ver nada más. Ella miró a él, y sintió la conexión. Él era un conquistador, ella una lugareña. Él una Entidad, ella una cabra. Entiman conquistador??? XDDDDDDD andayá!!! seguro que es de los que pierden toda la fuerza por la boca!! Ah, y para que luego me llamen a mí empalagosa...

b)¡¡¡CASI 40 EURACOS POR DOS COCA-COLAS Y DOS CAFÉS!!! O sea... si son sus señorías tan desprendidas, podrían empezar por hacer caridá conmigo, pofavó... XDDD

Y con respecto a la fiesta... pues una lo va a tener muy complicado, porque a esas horas estaré trabajando... en fin, algo intentaré!

Hasta mañana, a ver qué sale de ahí!

Necio Hutopo dijo...

Pues eso, que yo a esa hora trabajo... Pero bueno... A ver si algo se puede hacer...

Dark Phoenix dijo...

¡¡¡ponte en pie, alza el puño y ven a la fiesta pagana en...!!!

¿Eh?

¿Hola?

¿Y este cartel? nananinonaniano... ah coñe... que es a las 8... pues nada, me llevo el hielo y el malibú...

A ver qué pasa luego!! ;P

The Nobody dijo...

Dejé de leer tras ver la factura de la cafetería de la Plaza de San Marcos... ¿8.50 x una coca cola? ¡Seran yenes! xDD ¿Las burbujas son de oro? ¿A cuánto esta el vaso de agua del grifo? Sin embargo, no nos cuentan toda la verdad... Una cuarta parte de la factura es ¿...música? ¡Oh, Yo Mismo! ¿También te cobran la música de la banda? xD Al menos espero que Michele fuera una tía y estuviese de buen ver, supongo que a eso se referirán con disfrutar de las vistas... ESPERO.
Me uno al movimiento mendigonero de DP, que se ve que a Las Entidades no les falta liquidez.

Bueno nos vemos en la party esta tarde/noche... A ver que narices están tramando, voy a rebuscar entre las capuchas de gala... ¿Qué me quedará mejor: la Caperuza Sangrienta (rojo), el Manto de Oscuridad (negro), o la Capa de Distorsión Espacio-Temporal (azul eléctrico)? Maldita indecisión, no sé porque tendré que ser tan coqueto, osea...

Chaos!

Pater dijo...

uaaaaaaaaaaaaaaaahhhh!!!!!!!! un Cole de Risso!!!!!!!! uaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhh!!!! la envidia me consume cada célula del cuerpo convirtiéndome en una pasta gritonaaaaaaAAAAAAA!!!!!!!!!!!!

Thor dijo...

Mmmmm...no comprendo. ¿Fue ayer lo del "fiestón"? ¿Por qué no me he enterado de nada?

Carolina Bensler dijo...

Muajajajaja, menudo fiestorro xDDDDDD. Thor, te perdiste muchas cosas xDDDD.

Pobre Ano... xDDD

Las Entidades dijo...

Mike Lee: Hijo, tranquilo, que últimamente te vemos en un sinvivir. Ya ves, que al final fue algo positivo. Madre nuestra, qué fiestón...

Locke: Pues igual se repite, ¿quién sabe? Cobarde, que te marchaste cuando lo mejor estaba por llegar.

DP: 1º, eso no es empalago, es pura poesía. 2º, no pagamos Las Entidades, si no ni locos se nos ocurre sentarnos ahí. Y al final, a lo tonto a lo tonto, fuiste de las que más estuvo en la fiesta... ¡juerguista!

Necio: Deberíamos darte una medalla por hackear el Internet para venir a la fiesta. Desde luego, junto con Dark, has sido el que más se lo ha currado.

Dark: lo dicho, juerguista.

TN: Michele era un tiarrón, de esos que si te vas sin pagar puede ser lo último que hagas en la vida. Así que ni por esas. Ois, cuando te pones coqueta...

Pater: lo sabemos, sabemos que tienes envidia, pero verlo dibujarlo y hablar con él (y explicarle qué eran Las Entidades, xD) fue casi que mejor todavía.

Thor: Que sepas que el fiestón de ayer contaba para nota, y te adelanto que no está la cosa como para dejar escapar oportunidades así, querida deidad.

Carol: algún día, Ano volverá. Y le daremos lo que merece. Será un gran día.

Gracias chavalill@s!

agente graves dijo...

Buenas, Entidades :D . Me ha sorprendido eso del retraso de Risso. Cuando hace año y medio vino al Salón del Comic de Getxo estuvo tremendamente profesional haciendo 2 horas extra de sesión de firmas para poder atender a cuanta más gente mejor. Por cierto, mi avatar en el PAMMHG fue el dibujo que me llevé :P .

¡Saludetes!

PD: A ver si me dejo caer más a menudo por aquí ;).