lunes, 19 de octubre de 2009

Grandes Canciones de la Historia de la Humanidad: Edición Horizontal

Si algo hemos comprobado en anteriores ediciones de “Grandes Canciones …” es que los poetas canarios os conquistan. Si el anterior genio, Pepe Benavente, triunfó no hace mucho con “El Polvorete” (en breve retomaremos la discografía de nuestro barbudo favorito, tranquilos, que todavía hay mucha tela que cortar), cosechando 11 “medasunpoquito?!”, hoy tratamos con otro icono de la música isleña. Aunque en este caso hablamos más de un cantautor propiamente dicho, que gusta de protestar bajo su surrealista sentido del humor.

Arístides Moreno nació el 5 de agosto de 1972 en Gáldar, un pueblo de la isla de Gran Canaria, y ya desde pequeño mostraba grandes dotes artísticas, formando parte de un grupo de rock llamado “Tatueque”, disuelto a mediados de los 90. Ya como solista edita su primer trabajo de estudio, “Samba de Otro Mundo”, en el que destaca el gran tema “Horcon Boy”, un auténtico fenómeno en el archipiélago que denuncia la situación de los agricultores de plátanos de las islas. Posteriormente edita el que es sin duda su trabajo más logrado hasta la fecha, “El Corsario de la Biosfera”, con joyas como “Felicidad” (que inspiraría a “La Cabra Mecánica” para crear su tema homónimo), “Me va un fleje en el ferruje” o el mismo “El Corsario de la Biosfera”, otro gran tema protesta. Los años posteriores compagina su labor como agricultor con sus consabidas dotes artísticas, sacando al mercado dos discos más: “Espectro Lumínico” en 2005, y “Economía Sumergida” en 2008.

De peculiares vestimentas y peinado, Arístides es un cantante más que respetado por sus compañeros de profesión, como demuestran las colaboraciones en sus trabajos de Chico César, Aterciopelados, Delinqüentes o Son de la Frontera. Asimismo ha compartido cartel con otros artistas consagrados como Molotov, Andrés Calamaro, Rosana o Raimundo Amador, e incluso ha teloneado a un grupo clásico del panorama nacional, Celtas Cortos. Es decir, que ojito con hacer comentarios hirientes de este hombre, que goza de un más que reputado (con perdón) prestigio.

En breve comprobaréis de primer oído todos los estilos e influencias que maneja este hombre, pero ya veréis con qué maestría trata temas serios y profundos desde un punto de vista dicharachero y alegre, valiéndose para ello de influencias del jazz, la samba, la bossa nova, el bolero, la cumbia, el merengue, la música disco, la balada, el gospel …

Canción de la Semana: una oda al ganduleo, al no levantarse de la cama cuando toda, a nuestra posición favorita. Disfrutad de esta variedad de tonos, de este armonioso vozarrón, de esas pintas totally casual, de esos maravillosos espontáneos, de esos cambios de ritmo … Hij@s nuestros, de su segundo disco, con todos ustedes, “Posición Horizontal”.



Ah, y para los que se piensan que aquí, mucho jiji, jaja, pero luego nuestro apoyo a estos artistas queda en nada ...





Ale, porque Arístides lo vale. Gastando dinero y todo, que las jóvenes promesas n viven del aire, hombreyá.

Esto ha sido todo por esta semana. La semana siguiente ésta, tu sección favorita, volverá con nuevas joyas que esperan ser descubiertas por el gran público, a la par que apreciadas. Y no os olvidéis, ninguna canción es grande si no se encuentra en... “¡Grandes Canciones de la Historia de la Humanidad!”

3 comentarios:

Dark Phoenix dijo...

¡¡¡PRIMEEEE!!! que ya era hora de que una recuperara el lugar que por derecho le pertenece, hombreyá.

Cuando mi wifi quiera funcionar como Rob manda y cargue el vídeo, volveré a comentar sobre el señor Arístides, que debo reconocer que ya lo conocía de antemano... jejeje

Saludetes!!

Las Entidades dijo...

DP: Y al final ... ¿se pudo ver al Señor Arístides en Wimbledon? Y no nos extraña que lo conocieras de antes ... siendo un icono de la música como es él.

Gracias guapa! ;)

Merrick dijo...

Hombre,pero ésta sí es buena buena! Y el video le encantaría a Kusturika!!