jueves, 15 de octubre de 2009

El otoñal mando a distancia


Ay, el otoño. Esa época melancólica, tiempo de retornos a viejas costumbres (o de comenzar nuevas y estimulantes aventuras, que uno nunca sabe), tiempo en el que los árboles se ven desnudados por contrato con la naturaleza (panda de afortunados desvergonzados), tiempo de campañas publicitarias nada repetitivas (“vuelta al cole”, “regular el tránsito” y alargamientos varios… vamos, eso es lo único que vemos nosotros) y de reencuentros catódicos. Porque sí, es en el trimestre de la caída de la hoja en el que muchos retornamos a nuestras viejas costumbres televisivas. Que sean buenas o malas depende siempre de la temporada que toque.


En canales digitales, han retornado dos clásicos de nuestro personal historial televisivo, y ambos marcados por la tragedia. En CSI Las Vegas, el final de la temporada pasada ha dejado patas arriba el panorama de los protagonistas, en especial el de un Grissom que vaga perdido, entre la reciente pérdida y su compleja relación sentimental. Los casos siguen manteniendo el nivel habitual de retorcimiento, siempre visualmente atractivos, pero, como llevan realizando de unas temporadas a esta, aderezándolos  con los problemas personales que, cada vez más, se cruzan en medio de las investigaciones, dejando incluso casos sin resolver debido a ello. El día del abandono de Grissom cada vez se intuye más cercano, lamentablemente. Por otro lado, arranca la última temporada de un show que ya se encuentra en los anales de la historia televisiva, y que en estas últimas entregas no va a perder su habitual dosis de dramatismo.Urgencias” ha comenzado retomando los cabos sueltos de la “season finale”, y, como siempre, dándoles la vuelta. Porque, como es el sino de la serie, cuando ya respiras pensando que todo va a salir bien a partir de ahora, te golpean cruelmente, y te recuerdan que esto es “ER”, la madre de gran parte de los shows televisivos de hoy en día, y que NADIE está a salvo, ni en su última temporada, la que pasará a la historia por los retornos de Noah Wyle, George Clooney, Anthony Edwards o Eriq La Salle, por los cameos de Susan Sarandon y William H. Macy, y por alguna que otra despedida emotiva como la de este episodio inaugural. Escalofriante, ya que, para colmo, es una muerte novedosa dentro de su intrahistoria, aunque cueste creerlo.



El mundo se ha parado durante 2 minutos y 17 segundos… y al despertar muchos lo han hecho enganchados, mientras que otros tantos se han quedado un poco iguales. La que se autopromocionaba como “la heredera de Lost” (sambenito que le está haciendo más mal que bien, porque eso genera unas expectativas muy difíciles de cumplir de momento) ha arrancado con un piloto que, si bien no entusiasma hasta niveles olímpicos, sí que engancha como pocos lo han hecho últimamente. Con un reparto la mar de resultón, y unos guiones entretenidos (aunque algo reiterativos con según qué datos), con las dosis justas de Perdidos (ese protagonismo coral, pero no tanto (que Joseph Fiennes de momento es el claro protagonista) y esos misterios que poco a poco van desvelándose para crear otros nuevos) y la primera temporada de Héroes (la cuenta atrás hacia un futuro que a cada episodio se hace inevitablemente más real, unos logrados cliffhangers), “Flashforward” tiene todas las papeletas para convertirse en una de las series de la temporada. Eso sí, si saben aprovechar todas las posibilidades de su refrescante premisa inicial, y si, como parece, el nivel de calidad crece con cada nueva entrega. Veremos el 29 de abril del 2010 si estas predicciones se cumplen.


Daddy is back! También otoño ha supuesto el retorno de “Cómo Conocí a Vuestra Madre”, en una temporada que se intuye como la más difícil de afrontar por parte de los guionistas debido, en gran medida, por la situación que han creado en torno al personaje carismático por excelencia de la serie, Barney Stinson. Un cambio que trastoca por completo al personaje, y que se debe tratar con máximo cuidado, ya que hablamos del principal reclamo del show (porque no, lo de la dichosa madre y su paraguas amarillo no lo tocarán hasta que quieran dar por finalizada la serie, así que los que esperan que esta temporada aparezca, pueden irse olvidando). Estos 4 episodios iniciales se caracterizan por un retorno a sus mejores momentos, pero también a la irregularidad de la temporada anterior, la peor de cuantas ha vivido la serie, aún con sus momentos álgidos, como “The Naked Man”, la hamburguesa inencontrable o el ya legendario currículum de Barney. Así, si el primer capítulo se trata a fondo la susodicha situación de manera más o menos decente, pero sin deslumbrar (a destacar el “momento látigo”), los dos siguientes pueden considerarse de los mejores que ha vivido la serie en mucho tiempo, con ocurrencias a cual más extravagante (como la que da nombre a “Robin 101”). Sin embargo, llega el cuarto y nos tropezamos con una bizarrada de capítulo que apenas hace reír a carcajadas en contados momentos. Eso sí, se salva por su última escena, que parece volver a retomar el tema estrella de estos comienzos. Resumiendo, comienzo prometedor a ratos, pero ni mucho menos exento de altibajos.



Lo mejor de la temporada pasada, con diferencia. Gran Barney jinete.

Y vamos, sí queridos, con la que este año se lo juega todo. La que ha comenzado este año como si de un Ultimátum (con perdón para los marvelitas acérrimos, que sabemos que es un término que escuece) se tratase. “Héroes”, la serie que molaba alabar y ahora criticar, y con razón, porque las cotas de cutrez que llegó a alcanzar a mediados de la temporada pasada fueron realmente espeluznantes. Pero parece que el camino de recuperación que se iniciaba con “Cold Snap”, afortunadamente continúa en estas nuevas entregas, caracterizadas por las semejanzas con la primera y recordada temporada. Sinceramente, nos ha costado mucho terminar de formarnos una opinión con lo que nos han mostrado estos 5 recientes capítulos, por lo lento y extremadamente pausado de su desarrollo, pero de repente, nos hemos encontrado con muchas de las sensaciones que caracterizaban al volumen inicial: tramas individuales que poco a poco van interconectándose unas con otras (sobre todo en el más reciente “Hysterical Blindness”), personajes que poco a poco recuperan el carisma perdido (Peter Petrelli, que vuelve a erigirse como semi-protagonista, y Hiro, a quien parece que sólo Bryan Fuller sabe sacarle partido (genial su historia personal en “Aceptación”, puro “Día de la Marmota”), giros de guión justificados y con cabeza, al fin (aunque acaben proporcionando situaciones ya vistas, como el status quo actual de Sylar, o la muerte de “ese personaje” por ¡cuarta! vez (también el personaje se hace querer, vamos)), nuevos personajes interesantes e intrigantes ( Emma, o los miembros de ese sugerente circo, liderados por un Robert Kneeper en su salsa) y desaparición momentánea de los que no aportan nada (como Mohinder, uno de los personajes más prescindibles de la historia de la televisión, aunque haya sido más por ineptitud de los guionistas que por las posibilidades que ofrecía), e incluso escenas de acción que pueden verse (aunque sólo ocurran en el capítulo inicial). Aunque sigan existiendo agujeros de guión inexplicables de momento (y no hablamos sólo del paradero de Molly, que la pobre debe estar en un rincón del piso de Parkman, pasando la pubertad), y escenas facilonas para provocar aumentos de audiencia (Gretchen y Claire), “Héroes” parece retomar, 2 temporadas después, la buena senda de su primer volumen. Lo mismo da que esta se acabe convirtiendo en su última temporada, si poco a poco vuelve a ser lo que era, y nos proporciona de nuevo ese enganche semanal que hace tiempo que no nos daba. Aunque todo puede torcerse, que no sería la primera vez, pero, al igual que con “Flashforward”, esperemos que las predicciones se cumplan para bien.



El otoño trae novedades, y todavía faltan algunas por comentar. ¿Qué tal le irá a nuestro doctor cojo favorito? ¿Y a nuestro añorado psicópata?


8 comentarios:

- YOGUR - dijo...

¿Y de 'Física y Química' no hablas? Jopeta... XD

Dark Phoenix dijo...

Sr. Yogur, que me robe ud. mi prime sólo para decir eso tiene bastante delito, la verdad... ;P

Joooooooooooooo... yo quiero ver House!!! que aquí la dan en el Sky 1 pero en mi casa no se ve!!!! :(

Y ER fue uno de los mejores descubrimientos que hice el año pasado en clase de guión, junto con Six Feet Under... qué pedazo de series!!!

Y ya veremos que más trae el otoño... ;)

- YOGUR - dijo...

Chincha rabiña que tengo una piña que tiene piñones y tú no los comes.

En todo caso te gané ;P

Pater dijo...

yo ahora visiono:
House
Heroes
Fringe
Flashforward
Big Bang Theory
... y le voy a dar una oportunidad a Stargate:Universo, más que nada porque Dollhouse me aburrió muuuuucho en su regreso, así que le doy boleto

saludos!

Las Entidades dijo...

Yogur: no creas, igual algún día hacemos una semana "Física o Química". Cosas más raras hemos hecho, xD

DP: De Jaus hablaremos en un futuro próximo, aunque sólo sea de su episodio piloto. Y ER da lecciones de guión en cada episodio, aunque con los años haya perdido a sus actores más carismáticos. "Six Feet Under" no hemos podido verla completa (sí su excepcional final), pero lo visto es también de un nivel espectacular.

Yogur: Por favor, no le piques, que es Dark Phoenix! Y tú tienes a Emma! No queremos guerras de féminas aquí! Todavía! Deja que traigamos barro ...

Pater: Si cambias TBBT por HIMYM y Fringe por ER, y añades CSI y Dexter ... casi iguales! ;D

Agradecimientos catódicos!

Pater dijo...

coño, que se me había olvidado Dexter!

Chacal dijo...

Yo sigo sólo 5 series a nivel USA porque más me resulta imposible, pero entre ellas sin duda que la más destacable es DEXTER. Y la más mejor, y la más de todo...

Las Entidades dijo...

Pater: mira que dejarte al bueno de Morgan ... no tienes perdón ...

Chacal: A nivel USA, sólo seguimos religiosamente 2: Héroes y HIMYM. El resto, o acumulamos algunos episodios (Dexter o House) o las seguimos a ritmo español. Y las que quedan acumuladas por ahí, que caerán algún día.

Gracias, majos, más que majos!