miércoles, 17 de octubre de 2007

El eterno cambio

(Aprovechando que el 15 de octubre se ha celebrado el Blogger Action Day, o algo así, con el medio ambiente como tema común, y que se ha anunciado a Al Gore como nuevo Nobel de la Paz (junto a otros que como son menos mediáticos, pues parece que no se lo merecen tanto), La Entidad Femenina decide incluir aquí un ensayo sobre dicho tema.)

En la actualidad, la preocupación por el estado en el que se encuentra nuestro planeta se ha convertido en un tema constantemente abordado por informativos, revistas y otros medios de comunicación. Pero, ¿a qué se debe el alarmismo generado estos últimos años? Resulta innegable reconocer la labor de concienciación que desde hace tiempo se lleva a cabo sobre las consecuencias del cambio climático. Dicho término, referente a cualquier transformación térmica provocada por causas naturales, se ha convertido en un elemento irremediablemente asociado a otros, tales como calentamiento global o contaminación. Sin embargo, la movilización de nuestra sociedad frente a catástrofes naturales como tsunamis, huracanes o inundaciones ha suscitado la gran pregunta: ¿Es concebible la idea de frenar una decisión que la naturaleza ya ha tomado?


Según afirman las investigaciones realizadas durante las últimas décadas, son las emisiones de nuestros coches, así como la falta de reciclaje y ahorro de energía, las principales causas del alarmante empeoramiento del clima. Debido a esto, se celebró, en 1997, una gran reunión informativa frente a los altos cargos de los países con mayores cotas de contaminación. Tras esta asamblea se concluyó que era necesario un pacto entre diversos países, los cuales se comprometerían a reducir la actividad contaminante de la nación a la que representaban. No obstante, tras una década, cabe destacar que son muy pocos los países que, actualmente, poseen un proyecto firme contra esta problemática. Puesto que estas teorías científicas presentan ya una moderada antigüedad, resulta, cuanto menos inquietante, esta fase de alarmismo mediático que atraviesan hoy en día, países como el nuestro. Sin embargo, en ocasiones, cuestiones como ésta llegan a suscitar otras aún mucho más alarmantes. Para gran parte de la población, esta movilización ecológica responde a la presencia de campañas publicitarias, conciertos y películas que afrontan el problema de manera clara.



Tras analizar afirmaciones como ésta, sería posible concluir que nos encontramos ante una sociedad que toma conciencia frente a las catástrofes únicamente cuando actores, músicos y demás figuras de renombre internacional organizan actos en los que se exponen los datos que, tiempo atrás, ya habían sido postulados por un gran número de científicos. ¿Es posible afirmar, entonces, que los personajes públicos poseen una
mayor autoridad sobre el tema que los propios estudiosos del mismo? Sería correcto decir que no, pero es bien sabido que habitualmente depositamos nuestra confianza en personas como éstas, que, mediante obras caritativas que no suponen sino una mínima inversión respecto a sus grandes desembolsos, consiguen el respeto y apoyo de amplios sectores de la sociedad. En cambio, resulta mucho más llamativa la posibilidad de crear un nivel de acción intermedio, carente de las actuaciones dedicadas a fomentar el alarmismo, pero con la conciencia de que existe un grave problema que requiere una intervención rápida y focalizada.



Quizás mediante la adecuación de nuestros actos cotidianos a sencillos sistemas de ahorro de energía, sería posible alcanzar altas cotas de colaboración humana a nivel mundial. Una contribución, probablemente lenta, pero progresiva
, que ayudaría a moderar el avance de una situación que afecta a todo el mundo sin distinciones, pero que agravaría en gran medida las condiciones de los lugares ya más desfavorecidos.


Como conclusión, sería necesario promover una lucha humana, excluyendo toda propuesta ideológica y partidista, dejando de lado la hipocresía, para solventar un problema en el que se precisa la mayor honestidad posible. Solo a través del reconocimiento de nuestros propios errores seremos capaces de llegar a comprender la magnitud de nuestras acciones. Probablemente, resultaría pretencioso considerar que un reducido y destacado grupo de personas puede cambiar el mundo mediante grandes actos, pero quizás nuestro verdadero poder de acción reside en cosas mucho más pequeñas.




PD. Gracias a Irene por descubrirnos esta imagen, una obra de arte como pocas quedan. A ver si la mujer encuentra un momento de descanso. ;)


PD2. Gracias a todos los comentaristas del post anterior, y a los que nos felicitaron por las 4000 visitas. El mérito es vuestro. Marchando un Supes, unos mutis y un Joker. ¡Oído cocina!

6 comentarios:

The Nobody dijo...

Hmm, un post serio en serio...

Primero decir que la foto es genial xD
¿Es una metáfora de la raza humana o es que los pajarillos se van a quedar así de tontos por culpa de nuestras acciones? :P

Ahora en serio, me parece muy bien que la sociedad se vaya concienciando del tema... Pero ya es tarde, de hecho ya era tarde cuando se empezó a ver el problema, y ahora no sólo es muy tarde sino que además en el tiempo que no se ha movido un dedo desde que se sabía, hemos empeorado la cosa. También está muy bien que sean personajes mediáticos los que conciencien, pero ¿predican con el ejemplo? Las últimas cosas que he oído, por ejemplo, de Al Gore (rumores, que quién sabe cuanto de cierto y cuanto de falso tienen, aunque siempre será mejor el Gore (hehe, zangree..) que el Bush,) es que gasta y MUCHO más que el americano medio.
Dicen que la culpa es de las emisiones de los coches y de la falta de reciclado y ahorro energético, ¿pero es la culpa del ciudadano de a pie que usa el coche y que no recicla? Sí, claro, pero no del todo... Hasta hace unos pocos años no se ha generalizado los contenedores separativos junto a los de toda la vida, y la gente no se hace un kilómetro y medio al bajar la basura por el bien del medio ambiente...
Y el que vive en su chalecito en las afueras ¿cómo se mueve si hasta su urbanización no llega ni dios? Yo mismo vivo durante unos 3 o 4 meses al año en un sitio así, donde hay que coger el coche hasta para comprar el pan y el único transporte público pasa cada hora o más, hasta las 8 de la tarde y los fines de semana nanay.
El afán especulativo de ocupar todo el suelo, que en vez de condensar la ciudad en altura (que seguramente también reduciría el precio de la vivienda pero ese es otro tema...), permitiendo trayectos menores y una mejor cobertura del transporte público, no es algo de lo que tenga la culpa el hombre de la calle... (Y de esto algo -aunque sea poco- sé, que para eso estudio lo que estudio xD).
Por otro lado, lo realmente preocupante no creo que sea el cambio climático, hace tiempo que al hombre la naturaleza le trae al pairo, me refiero, nos protegemos de la intemperie con ROPA, EDIFICACIONES y TECNOLOGÍA. ¿Qué más da que cambie el tiempo? Ya nos haremos una cúpula geodésica o algo así y nos comunicaremos subterráneamente mientras las tormentas, huracanes, tsunamis, inundaciones, radiaciones solares y demás es algo que le ocurre al resto del planeta, y los animales y las plantas que necesitemos los criaremos nosotros dentro de nuestras ciudadelas, a salvo del caos y la ira de mamá naturaleza...
El verdadero problema es que posiblemente no queden las suficientes reservas energéticas (contaminantes o no) en este planeta para seguir manteniendo nuestros niveles de vida y de tecnología, con lo que entonces si seremos incapaces de defendernos de la vengativa madre despechada...

¿¡Vamos a morir todos!? No, por favor, la raza humana sobrevivirá (somos peores que las cucarachas xD) pero si no se pone remedio ya... Las cosas dejarán de ser como son ahora... ¿Alguno sabe cazar con una piedra afilada atada a un palo?

Buh! xD

Chaos!

Locke dijo...

Joder te lo has currado eh? Y me lo he leido! (normalmente no lo hago).
Dentro de unas cuantas generaciones, cuando se tengan q tomar medidas drasticas para la supervivencia, veras como se acuerdan de nosotros... contaminemos la tierra, esta todo perdido!!! buajajaj!...naa es broma...al menos q duremos un poco mas xd.

PD: La entrega de mi premio (er comic) YA ha sido efectuada. Agradezco la rapidez y eficiencia de su excelentisima identidad masculina. Saludos a la femenina, ya q stamos..

Las Entidades dijo...

The Nobody: BRAVO! Ojalá todos comenten como tú este post, madre mía. Nos postramos a tus pieses.

Locke: nos alegramos que al fin leas un post, xD A seguir así.

Pero sobre todo aclarar una cosa, sobre la encuesta: SE HA REINICIADO SOLA, lo que nos acaba de tocar bastante la moral, porque iba de %&ta madre. Pero en cuanto al sorteo no desesperéis, que los que ya habíais votado seguís incluídos en el reparto del premio. Aunque, obviamente, si queréis votar again, tenéis toda la libertad del mundo.

Lo dicho, sentimos mucho las molestias :(

Ah, a seguir comentando el post de la Entidad Femenina, que esto no os distraiga :p

Locke dijo...

Eeer..creo q se ha vuelto a reiniciar. Antes lo he visto con 3 unicos votos al pingüino, q supongo q seria el primer reseteo y ahora solo hay 1 voto.
No desesperes, q ya se arreglara xd.

Thor dijo...

Como mola la encuesta.Yo he votado por Tucu-Tucu.No se que carajos es pero el nombre pinta bien.
Hac�a tiempo que no me pasaba por aqu� y esto ya se ha convertido en un blog serio,aunque nunca est� de m�s hablar del cambio clim�tico.
Yo me creo lo que dice The Nobody sobre Al Gore,el tio est� sacando provecho sobre el tema de una manera increible y seguro que el es el primero en contaminar.

Las Entidades dijo...

Thor: nah, no te creas que esto es un blog serio ni por un momento, xDD. Ya verás el tono de los próximos posts.

Y por cierto, parece que lo de lan encuesta se ha arreglado. ALELUYA!

Gracias a todos por comentar ;)