jueves, 22 de noviembre de 2007

Spidergirl, esa gran incomprendida

La idea ya rondaba por la cabeza de Tom DeFalco desde hacía unos cuantos años. El guionista había sido editor de Marvel durante algún tiempo, y además era responsable de una de las etapas más recordadas de Spider-man en los años 80, junto con la de Roger Stern. Suya fue la idea de que el traje negro fuera en realidad un simbionte que controlaba por las noches a Parker, además de la tendencia de renovación que se produjo en la serie, actualizando mejor que nunca antiguas situaciones, personajes y villanos. Así, si Kraven ya estaba un poco pasado, se inventaba al ya desgraciadamente olvidado Puma; si Stan Lee y Steve Ditko habían creado al Señor del crimen, DeFalco se sacaba de la manga a la Rosa, cuya identidad sería un misterio durante muchos números, al igual que el de la identidad del Duende, iniciada por Roger Stern, y que no se revelaría hasta finales de los 90. Idea de Stern fue también el que Mary Jane ya conociera la identidad de Peter, aunque sería desarrollada por DeFalco debido a la ausencia del primero. Toda esta etapa sería complementada de manera brillante con los dibujos de Ron Frenz, que mimetiza hasta el extremo el estilo Ditko, aunque dándole una nueva visión, un toque moderno que haría una delicia el observar sus páginas. Era una vuelta a los orígenes en toda regla.

Pero el tiempo pasa. Tanto DeFalco como Frenz se dedican a otras cosas. Mientras que el segundo se dedica a dibujar Thor o Superman, el guionista se ve inmerso en la historia más polémica del lanzarredes hasta la fecha: la controvertida saga del clon, durante la cual Peter deja de ser Spider-man para dedicarse a una mayor responsabilidad que la de ser un héroe: ser padre de una niña que se llamará May. Así, su clon Ben Reilly toma el manto del trepamuros, actualiza su uniforme y, durante unos meses, es el único Spider-man de la ciudad. Sin embargo, la resurrección de Norman Osborn da al traste con la felicidad, tanto del pobre Ben como de la pareja: Ben muere empalado por el deslizador del Duende, mientras que, en el parto de MJ, una enfermera compinchada con Osborn, Alison Mongrain, secuestra a la recién nacida y hace creer a la pareja que el bebé ha muerto en el parto.

Sin embargo, cuanto más pasaba el tiempo, más daba Marvel por buena la explicación de que la niña estaba muerta, hasta que acabó haciéndose casi oficial. “Un problema menos”, pensarían los ejecutivos, mientras intentaban desesperadamente revitalizar a la cada vez más monótona franquicia arácnida, herida de muerte por la dichosa saga (que, la verdad es que, vista ahora, uno no la encuentra tan mal. Hasta se llega a echar de menos la calidad de algunos momentos de la historia...). Sin embargo, la saga del clon fue precisamente el origen de una de las mejores colecciones en la historia de la franquicia arácnida, y sé lo que me digo.


En Marvel existe una colección llamada “What if...?”, donde se relatan historias alternativas, del estilo “¿qué hubiera ocurrido si Gwen Stacy no hubiera muerto?”. Es aquí donde DeFalco planea plasmar esa idea que tanto tiempo lleva rondándole en la cabeza: “¿Qué hubiera pasado si la hija de Spider-man hubiera crecido con sus padres?”. Para ello, se reúne con su antiguo compañero Ron Frenz, y, en el “What if...?” 105 crean a un nuevo y carismático personaje: May “Mayday” Parker, la Asombrosa Spider-Girl. Y, aunque el nombre suene más a estrategia de marketing que a otra cosa (Spider-man, Spider-Woman, Spider-Ham??!!!), DeFalco sabe muy bien lo que hace. En un futuro situado dentro de 15 años, la joven May vive feliz y tranquila. Su madre, MJ, es diseñadora de moda, mientras que su padre, Peter, es policía forense (lo que es un Grissom cualquiera) y le falta una pierna. El compañero de Peter es Phil Urich, sobrino del afamado periodista del Bugle Ben Urich, antiguo Duende Verde bueno y Aullido Azul, que añora sus buenos tiempos, como le ocurre a Peter. May descubre que ha heredado los poderes de su padre, y descubre el pasado de éste, cómo perdió la pierna en una pelea contra el Duende Verde (Norman Osborn), en la que éste murió y Spidey perdería dicho miembro. A pesar de que Reed Richards, Mr. Fantástico, se compromete a hacerle una nueva pierna, Peter decide dejarse de superheroicidades y centrarse en lo que ha estado tan cerca de perder: su familia. Así, May se convierte en Spider- Girl, heredando el traje de su tío Ben...Reilly, y pelea con su amigo de la infancia, Normie Osborn, el hijo de Harry, encarnando a un nuevo y más mortífero Duende Verde. El nº estaba concebido más bien como si de un episodio piloto se tratase. Si el nº tenía éxito, se podría continuar con más historias del joven retoño de Spidey, algo que DeFalco tenía en mente.

El nº es un éxito absoluto. Se suceden las reediciones y los fans piden más de este futuro tan prometedor. Así, Marvel, viendo el filón que tiene entre manos lanza la nueva línea editorial Marvel Cómics 2 (MC2), con tres nuevas colecciones: A-Next (los Nuevos Vengadores), J2 (el hijo de Juggernaut) y Spidergirl. Si bien las dos primeras no tendrán mucho éxito, cerrando al finalizar su primer año y siendo sustituidas por Fantastic Five y Wild Thing (la hija de Lobezno y Elektra), la de la joven arácnida se hace con una legión importante de seguidores que hacen que se mantenga intacta. Para la colección, DeFalco se hace con los servicios de Pat Olliffe, que viene de dibujar una de las mejores colecciones de los 90, Las Historias Jamás Contadas de Spider-man, donde, junto a Kurt Busiek relata historias nunca contadas de la juventud de Spidey, con un aire retro delicioso. Olliffe homenajea en cada una de las páginas al mejor Ditko, y por eso es perfecto para relatar la juventud de una nueva superheroína futurista más clásica que ninguna.

Spider-Girl supone un soplo de aire fresco a la maltrecha industria norteamericana, una renovación de los cánones superheroicos que tiene muy en cuenta los orígenes de Marvel. DeFalco combina el extenso plantel de villanos de Spider-man (el Duende Verde, Veneno, Kingpin, Kaine, Cara de Ángel (bueno, esta lo fue del Duende Verde)...), renueva a otros como ya hizo en los 80 (Raptor es todo un homenaje al Buitre, KillerWatt es un Electro puesto al día y Don Nadie un pseudo- Camaleón) y, sobre todo, crea un extenso e impresionante nuevo plantel de enemigos para la araña (Rey Dragón, Espiral, Ocho Loco y su hermano Arlequín, Canis, Mr. Anormal...). Asimismo, hecha mano de la continuidad y nos devuelve a algunos antiguos secundarios (Flash Thompson, Felicia Hardy, J. Jonah Jameson, Jessica Drew, Billy Walters...), a sus familiares (Jack Jameson, Felicity Hardy, Gerry Drew, Richie Robertson...) y a muchos de nuevo cuño (Brad Miller, Jimmy Yama, Davida Kirby, Courtney Duran, Moose Mansfield, Nancy Lu...).

Pero si por algo destaca es por la cantidad de personajes misteriosos que circulan alrededor de la joven aprendiz, que muchas veces se desconoce si son buenos o malos, como es el caso de Darkdevil, El Zumbido, Lady Halcón o un nuevo Spiderman, que no harán sino darle cada vez más problemas a una May tan estresada como aquel joven Peter Parker, al que todos los problemas se le venían de golpe (antológicos los números en los que SpiderGirl viaja al pasado y se encuentra con Spidey en sus inicios), tal y como ocurre con su hija. Sin embargo, Mayday es algo menos neurótica que su padre, y acepta su responsabilidad de salvar a gente sin darle tantas vueltas, aunque cada vez más, comprende la dimensión de sus poderes. No es una empollona impopular, sino que tiene muchas amistades, éxito en el deporte y sobre todo, con el sexo opuesto, donde tiene multitud de pretendientes: Jimmy Yama, Brad Miller, J.J, Franklin Richards o Normie Osborn. Quizá este sea el punto más irregular de la colección, puesto que nunca se sabe seguro con quien está cada uno: que si Brad con Heather, que si Heather con Jimmy, que si J.J. con May, que si Nancy con J.J., y así muchas otras parejas, que nunca sabes si han terminado o no.

En España, la colección no ha tenido la misma suerte que en EEUU, donde se ha salvado de ser cancelada muchas veces, con aficionados organizándose en Internet y “saliendo a la calle” a impedir el cierre de una serie que es como Aute: tiene un público, poco, pero muy fiel. La colección empezó en España siendo bimestral y con dos capítulos por nº, luego mensual con un cáp., luego se pasó al formato tomo, pero nunca tuvo una regularidad como se merece. Panini se ha arriesgado a continuar la serie en España en un nuevo formato, el Marvel Monster, que incluye un año entero de aventuras de Spidergirl, ¡12 números enteritos!. Pero que tiene dos grandes pegas: la primera, que no se sabe cuando volverá a salir otro tomo (recordemos que en U.S.A. ya ha pasado del nº 100, convirtiéndose en la colección Marvel de más duración protagonizada por una mujer (lo que es impresionante sabiendo los personajes femeninos que tiene Marvel), mientras que en España va por el sesenta y pico) y, lo más importante, que el tomito te sale...25 euros!!! Con lo que, para la gente que quiera engancharse ahora se lo pensará mucho antes de gastarse 4000 pelas de las de antes en un cómic que no saben si les gustará. Pues yo les doy mi palabrita de honor de que esta cole se merece cada euro gastado. Además, el sencillo dibujo de Olliffe es mejor a cada nº que pasa, con una narrativa espléndida y sin dibujos deslumbrantes (ni falta que hace) superando incluso a los de “Las Historias Jamás...”, entre los que se intercala de vez en cuando algún dibujante invitado, como Ron Frenz que, si bien ya no es el que era, no molesta en absoluto.

En resumen, una de las mejores colecciones que se pueden comprar actualmente, y que vale cada euro gastado. Se llama May “Mayday” Parker y es la hija del Spiderman original. ¡¿Hace falta algo más?!


PD: El ganador de la encuesta en breve, así que atentos ;)

8 comentarios:

Felipe dijo...

Una colección muy buena y que merece más tomos al año o la táctica Spirit de Norma y así publicarían el principio y muchos la comprarían porque la tendrían poco a poco completa.

gaby dijo...

Me he quedado con el ojo cuadrado ya que yo no sabia que esta historia existia... Suena bastante interesante, así que voy a buscarla y empezaré a leerla.

Las Entidades dijo...

Felipe: Sí, esa táctica no estaría mal. Más aún cuando el principio de la colección en España tuvo una periodicidad bastante errática: bimestral, mensual, tomos aperiódicos...

Gaby: Pues busca busca, que merece mucho la pena, ya que recupera perfectamente el sabor del Peter Parker sesentero. Similar al Ultimate Spider-man (de la que hablaremos también), pero con un toque más clasicote.

Gracias a los 2 por comentar ;)

Conner Kent dijo...

Vaya, felicidades por el post, realmente completo y genial, me ha aclarado muchísimas dudas ¡mil gracias! por otro lado. por otro lado totalmente de acuerdo contigo en cuando a la serie de Spidergirl porque tiene todos, repito todos, los ingredientes que Spiderman: problemas familiares, en el instituto, etc... el único que falta es el del dinero pero se ve magníficamente solpado con el de "ser hija de Spiderman" y lo que eso conlleva.

Flowtista dijo...

Joder, y yo ni siquiera sabía que existía esta versión femenina. Creo que deberían ponerle un lacito o algo, porque son demasiado parecidos. Comentario estúpido, pero apenas los diferencio...ese culito jujuju! Gran post, interesante. ¿A qué hora sales de trabajar?

UltimateY dijo...

Buenisima serie y como decis con un sabor a clasico muy muy bueno.

Que articulo mas crrado, por cierto.

Nos leemos!

Thor dijo...

Pedazo de artículo.Al principio me entró miedo al leerlo pero por lo que me gusta el personaje lo lei entero.
Yo compre los primeros números y me bajé el What if...? donde debutaba spidergirl pero a partir del 6 o así fueron trayendo menos al kiosko yme desenganché pero siempre fue una colección por la que sentí mucho aprecio.
¿Quien fue al final Darkdevil?
Siempre me quede con ese misterio.

Las Entidades dijo...

Conner: nos ha alegrado el haberte resuelto algunas dudas. Ese era uno de los objetivos del post ;)

Flowtista: este post, a pesar de tu estúpido comentario (xD), está dedicado a ti, pues con este post inauguramos "Cómics para Principiantes", una sección que tú necesitabas desesperadamente :p

UltimateY: ya te digo el curro del artículo. Aún nos duelen los dedos, xDD

Thor: "Al principio me entró miedo al leerlo..." La de veces que ya nos han dicho eso...y todos caen, jajajajaja. Si quieres saber quién era Darkdevil SPOILER SPOILER, se desveló en una miniserie de hace unos años, de DeFalco y Frenz, donde se descubría que era el hijo de Ben Reilly y Elizabeth Tyne (la chica de "Los Años Perdidos")FIN SPOILER.

Gracias por comentar majetes ;)