viernes, 23 de mayo de 2008

Creerás que un Hombre de Hierro puede volar: (ACTUALIZADO)

Llega uno de tus estrenos más esperados de este 2008…o algo así. Quizás la palabra correcta sea “temido”. Los trailers de “Iron Man” te mostraban a un Tony Stark perfecto, y a un Hombre de Hierro de impresión, Robert Downey Jr. parecía que no te iba a decepcionar (nunca lo ha hecho), los efectos no cantaban demasiado, música cañera por aquí, Jeff Bridges por acá, una Gwyneth Paltrow retonnando al celuloide…peeeeeero no puedes quitarte de la cabeza pelis como “Elf” o “Zathura”, infantilismos ñoños que estaban dirigidos por John Favreau, el responsable final del latas, el que al fin y al cabo, por muy bueno que sea el guión, el reparto o los desayunos de tu madre, va a tener la última palabra: va a ser el que convierta “Iron Man” en un éxito o un fracaso crítico (lo de comercial es más complicado, con la pasta que la Marvel se deja en promocionar sus productos). Sin embargo, cuando sales del cine lo haces gratamente sorprendido: no sólo Favreau ha dirigido un excelente entretenimiento, sino que ha llevado a Tony Stark al Olimpo cinematográfico Marvel, por detrás de las segundas partes de Spidey y X-Men, y empatadita con el Hulk de Ang Lee (algún día hablarás también de este film, que con el tiempo ha polarizado opiniones como pocos lo hacen). El Iron Man de Favreau es el del cómic, cada tornillo de su armadura es fiel a su contrapartida de papel, pero para colmo esta fidelidad no sacrifica la calidad de la cinta, un delicioso blockbuster veraniego que cumple sobradamente con el espectador ocasional que sólo quiere pasárselo bien en el cine. Esta es una de sus mayores virtudes, el ser “para todos los públicos” en el sentido más amplio de la expresión: gusta a los vírgenes en temas comiqueros, y además los fans disfrutáis con las miles de referencias dedicadas a vosotros, repartidas a lo largo del metraje (cuando llega la escena post-créditos tu cuerpo sufre un escalofrío vergonzosamente placentero que hace que se te dibuje una estúpida sonrisa en la cara, y salgas del cine explicando a quienes van contigo todo lo que ESE personaje significa, mientras sueñas con las posibilidades…), como la continua referencia a SHIELD, o la frase de Rhodes mirando una de las armaduras de su colega Stark.

Sobra decir que el 85% del éxito de esta película se debe a a) un guión perfectamente estructurado (de los guionistas de “Hijos de los Hombres”, uno de los films más indispensables de estos años)y b) Robert Downey Jr., que transmite su carisma a todos los que le rodean, y la contagia al público, haciendo que cojas cariño a un muchimillonario egoísta, alcohólico y vendedor de armas. Y eso tiene mucho mucho mérito, no lo hace cualquiera. Se nota sobre todo en las escenas que dependen únicamente del buen hacer del actor, en esas descacharrantes pruebas que realiza en su laboratorio-garaje, acompañado siempre de su fiel Jarvis (flema británica a cargo de Paul Bettany) y de su achuchable robot, con el que mantiene una bonita relación de amor-odio. Pero claro, ¿y Iron Man? ¿Cómo luce esa peaso armadura de la muerte (lo que te ríes con algunas frases de los malos, debido a su doblaje, no tiene precio: “obra maestra de la muerte” provoca que tengas que contenerte ante lo fashion de la expresión) en pantalla grande? Pues basta decir que cuesta distinguir en qué escenas hay armadura 100x100, y en cuales han echado mano del amigo ordenador. Teniendo una obra (es un decir) tan reciente en el tiempo como “Transformers”, donde los avances tecnológicos en cuanto a amasijos robóticos y texturas metálicas eran más que evidentes, la comparación es inevitable, aunque el ganador de manera clara de Iron Man por dos motivos: los efectos están mucho mejor integrados en la narración y no se usan porque sí, y porque, sobre todo, detrás de las cámaras está un señor que nos quiere, y que hace lo posible porque todo lo que sale en pantalla se vea bien clarito, no como Michael Bay, que a la mínima escena de acción se vuelve loco y no hay manera de ver si los robotijos se están peleando o se lo están haciendo en toda tu cara, y tú sin enterarte. Así que en ese aspecto, un 10 para Favreau.



Buen guión, actores más que solventes (Jeff Bridges echa mano de todo el contacto humano que puede para resultar amenazante, aunque hay momentos en que ni con esas…), entretenimiento a tope, efectos que no dan el cantazo (y mira que era complicado), un final perfecto, que cierra la trama y la deja abierta a la vez (escena antes de los créditos, no la de después, que tiene otras connotaciones más futuras)…con todas estas virtudes…¿qué hace que no sea para ti la mejor peli Marvel, o una excepcional película en general? Pues la falta de personalidad del que maneja la cámara. La dirección de Favreau es totalmente estándar, puede haberla dirigido él o tu vecino de arriba tan raro que juega al futbolín de noche. No es como el Hulk de Ang Lee, que puede tener sus fallos, pero era de Ang Lee, al igual que X-Men 2 era de Bryan Singer, Spider-Man 2 de Raimi, o Batman Begins de Christopher Notan. En este caso, Favreau opta por una dirección convencional, que cojea al narrar escenas de diálogo, pero se crece de manera inmensa cuando el protagonista es el ordenador, o Robert Downey Jr., que llena la pantalla. Además que el guión, salvo en determinados momentos, peca de previsible, de situaciones y momentos ya vistos, pero tan bien enlazados que hacen al film tremendamente disfrutable. De lo mejorcito que has visto este año en el cine, o por lo menos, de la que más contento has salido, lo que no siempre coincide.

Y en unas horitas de ná, la conclusión.

ACTUALIZADO: Problema de imagen resuelto (Dios bendiga al Firefox)

5 comentarios:

Gaby dijo...

Pues yo solo puedo decir que me gusto mucho la pelicula, que RD es un excelente actor, que JF me convenció totalmente en su papel de malo y que los efectos especiales me parecieron muy buenos. :)

Locke dijo...

Pon la tira mas grande q no se lee, bro

Thor dijo...

Una de las grandes que se nos vienen este año.Yo pensaba que la lider indiscutible iba a ser The Dark Knight pero con Iron Man aqui habrá competencia.

Después de dejarme la vista ahí (vas a ser el culpable de que empiece a llevar gafas¿Sabes lo mal que quedarán los cómics de Thor con un prota con gafas?Y a eso le sumamos lo incómodo que será tener que preocuparse de las gafas en medio de una pelea.Tendré que dejar de ser un Dios y superhéroe a tiempo parcial y me veré obligado a dedicarme a ser castrador de pulgas....y despues me despediran por no ver a las dichosas pulgas...y tendré que subastar Mjolnir por Ebay para sacar dinero..pero no será suficiente...y tendré que pedir por la calle....y cambiar Asgard por un sitio debajo del puente de Midgard....¿De que estábamos hablando?¡Ah,si!)voy a pedirte que pongas la tira mas grande.

txiki95 dijo...

A mi la película me pareció buena en todos los aspectos y eso que no pensaba ver nada del otro mundo exceptuando las escenas de iron man con armadura ... la verdad que me llevé una agradable sorpresa :D

Postdata: Odio a Tony Stark, ni Downey Jr. ha podido hacer desaparecer este sentimiento ...

Las Entidades dijo...

Gaby: Amén a todo eso :D

Locke: sigh...ahora la pongo

Thor: nosotros seguimos pensando que The Dark Knight va a ser la peli de este año, junto con Wall-E, sobre todo después de ver Iron Man, Speed Racer e Indy. Y se nota la cercanía de los Entiawards, porque este comentario es digno de premio, xD

Txiki: la verdad que nosotros también salimos bastante sorprendidos del cine, no esperábamos algo tan potable. Eso sí, en los cómics Tony Stark seguirá siendo odioso, xD. Y déjese caer más por aquí, hombre :p

Gracias a todos por pasarsus ;)