jueves, 2 de abril de 2009

6 - 3 - 2009 - 3 - 6



6 de marzo del 2009. El mítico Smiley me sonríe. Vuelvo a coger el “W de Watchmen” de mi mesilla después de ver la película. Jamás pensé que vería eso en una butaca de cine.

Tengo 21 años. Al final se va a hacer, y esta vez de verdad. Después de los abandonos de Terry Gilliam, Darren Aronofsky y el más reciente, Paul Greengrass, el exitoso realizador de “300”, Zack Snyder parece metido de lleno en el rodaje. Tiene elegido su reparto, plagado de intérpretes desconocidos para el gran público, y una fecha de estreno marcada en el calendario: 6 de marzo de 2009. No sé qué esperarme, ya que el cómic espartano de Miller es infinitamente más simple en todos los aspectos que la milimétrica obra del barbudo inglés. Si es una adaptación fiel espantará al gran público y será un desastre económico. Si es una adaptación para el gran público será una oportunidad perdida de hacer algo diferente a lo ya visto en películas comiqueras. Mención aparte que Alan Moore no suele tener excesiva suerte con las traslaciones de sus trabajos a la pantalla grande.

Estamos en el 2006. Intento releer el cómic por quinta vez, pero el tomo de Norma no puede aguantarlo, está completamente destrozado. Las hojas se desprenden y siento pavor al oír el sonido que hace al abrirlo. Espero que en breve lo reediten, y poder releerlo sin miedo.

Con 22 años veo el enésimo trailer de la película. La promoción está siendo arrolladora. Miles de trailers, clips, fotografías, making ofs y demás han sido lanzados a la red, generando disparidad de reacciones. La mayoría está ilusionada, muchos otros se resignan ante lo que preveen como un sacrilegio al cómic. El resto tenemos sensaciones encontradas: intuimos que será un grandioso film, pero sabemos ya de antemano que por muy bueno que sea, no llegará a rozar al original. Principalmente porque “Watchmen” es CÓMIC, en mayúsculas. “Watchmen” recoge todos los conceptos básicos del género, y los usa para su beneficio, los homenajea, los retuerce e invierte. Juega con todas las posibilidades que el mundo de las viñetas le ofrece. Cada número es una historia por sí misma, que a su vez forma parte de un complejo mosaico de intrincada estructura. Y Zack Snyder no será el visionario que venden los productores, pero desde luego tampoco es tonto. Sabe que lo que debe hacer es adaptar la historia como mejor le permita una Warner distraída en batallas legales con la Fox, y cumplir su personal sueño friki. Se rumorea que la versión proyectada en cine será prácticamente un resumen, que se completará en el posterior DVD con una hora más de metraje, los Relatos de la Fragata Negra y el documental “Bajo la Máscara”. Me parece lógico.

6 de marzo del 2009. Llevamos mitad de la película. El cine hace un (anticlimático) parón de descanso. Muchos se levantan de sus asientos para estirar las piernas, otros para no volver a la sala, como han hecho algunos antes, familias con niños que pensaban ver una nueva entrega de los 4 fantásticos, y no a enmascarados violando mujeres, o asesinando embarazadas a sangre fría. Ni mucho menos cosas grandes y azules. De momento como adaptación cumple con lo que esperaba. Los dibujos de Gibbons nunca se han visto tan espectaculares, y la historia, salvo hechos puntuales que enriquecerían mucho más la trama pero ralentizarían el ritmo fílmico, es adaptada de manera enfermizamente fiel, incluso con algún añadido por parte del realizador, como la primera pelea (jamás vista antes, en la que “El Comediante”, a diferencia de lo sugerido en el original, planta cara a su agresor) o los créditos iniciales, que ejemplifican perfectamente la esencia de lo que es Watchmen, al ritmo de Bob Dylan. La selección musical es otro de sus puntos fuertes hasta ahora, destacando sobre todo “The Sounds Of Silence” en el funeral (precioso el primer plano de la gárgola en el cementerio, a imagen y semejanza de la portada del número 2) y La Cabalgata de las Valkirias en el flashback del Doctor Manhattan en Vietnam, música que le va como anillo al dedo. En cuanto al reparto, de momento ya se pueden juzgar a unos cuantos intérpretes: Jeffrey Dean Morgan como “El Comediante” es magnético, atrae la atención cada vez que sale en pantalla, y no sólo por lo controvertido de su papel. Sorprende Billy Crudup como Doctor Manhattan, pues el actor le da con sus gestos y su tono de voz un carácter tan inhumano como melancólico al personaje. Crudup clava al dios que ha perdido su humanidad y debe aceptar la cruda realidad de que ya no siente nada por las personas ni por el planeta que éstas habitan. El resto del plantel de momento cumple con lo esperado: Patrick Wilson no tiene problemas a la hora de representar el papel del soso reprimido y barrigudo Búho Nocturno II, mientras que para valorar al resto debo esperar a ver la segunda mitad, que es donde más deben lucirse Rorscharch, Ozymandias y Espectro de Seda II. De momento, y salvo algún exceso con la cámara lenta por parte de Snyder, todo cumple con las expectativas. La luz se apaga. Volvemos a la cárcel de Rorscharch.

Es 7 de marzo, y recibo un mail de Anti-Enti. Como es costumbre, no coincidimos. Aunque él tiene un punto de vista muy distinto al mío, y quizás revelador sobre el futuro comercial del film.

“Sabes que no he leído el cómic, y que dependiendo de lo que me gustara la película decidiría si hacerlo o no. Pues bien, imagino que a ti sí, pero a mí no me ha gustado “Watchmen”. No sé si será una adaptación fiel, o si el “visionario” se ha pasado por el forro toda la supuesta complejidad del guión original, pero como obra cinematográfica carece por completo de ritmo. Sin leer el cómic puedo distinguir perfectamente donde empieza y acaba cada capítulo, se deduce que hay un capítulo para cada personaje, y eso está bien en un cómic, libro o serie, pero en la película lo que hace es distraer la atención del espectador por completo y ralentizar la acción hasta la extenuación. Además, visualmente es fea, y los efectos no parecen propios de una superproducción de esta magnitud, más bien de una serie de TV (¡ese gato, por favor!), y Earl Haley le da una lección de interpretación al resto de actores del reparto sólo con la máscara puesta.”

“¿La trama? Pues sí, es más oscura de lo normal en una peli basada en cómics, pero no me ha dicho nada nuevo, sinceramente. Todo ese plan del “bien mayor” me suena a ya visto, y lo del “asesino de héroes” tampoco lo encuentro especialmente innovador. Muchas de las escenas sangrientas me parecen gratuitas (esos brazos cortados mostrados de manera explícita… ¿Snyder perdió la sutilidad con “300”), y la única escena de sexo, que debería ser dramática por lo que representa para Búho Nocturno (perder la virginidad como mínimo), es ridiculizada de manera patética al poner de fondo “Hallelujah”. Porque esa es otra: la mayoría de las canciones no pegan ni con cola, por más que al responsable de “Amanecer de los Muertos” le apetezca jugar a ser Scorsese. Vamos, como verás, no me ha gustado apenas nada, salvo que quizás me haya intrigado más todavía para leer el original. Pero de resto, pura pretenciosidad vacía de contenido y desagradable de forma. Ni de broma me acerco a la edición extendida que planean sacar en DVD, te la dejo toda para ti, que seguro que pagas por ella en lugar de descargarla como el resto de mortales.” Anti-Enti.

Es 1986. Todo es nuevo y excesivamente luminoso. Todavía no sé dónde estoy. Años después descubro que ese año nace “Watchmen”, el más afamado tebeo de Alan Moore y Dave Gibbons.

6 de marzo. Salgo del cine después de casi tres horas de vigilantes. Y salgo más que satisfecho. Sólo por atreverse a adaptar Watchmen ya debería reconocerse el mérito y el valor de Zack Snyder, pero si además lo hace con tanto respeto y amor por el original como ha demostrado aquí, hay que quitarse el sombrero sin discusión. Sí, la excesiva fidelidad hace que la acción se ralentice en muchos momentos, y el cambio de final, por más que no desentone, es más cogido por los pelos (hemos cambiado el miedo a lo desconocido por el miedo a SPOILER un superhombre, que además es americano. ¿No es más complicado que eso unifique a los pueblos del mundo SPOILER). Pero la historia está ahí, las viñetas son esas y los personajes no han cambiado. Sí, es básicamente un resumen del cómic, una recopilación de los momentos básicos para que la historia pueda entenderse, pero un resumen de Watchmen sigue siendo una auténtica joya, se mire por donde se mire. De los tres intérpretes básicos de esta segunda mitad de metraje, destaca uno por encima del resto: Jackie Earl Haley como Rorscharch se merienda la pantalla y a todo el que la comparte con él (ver cualquier escena en la cárcel), convirtiéndose en el más destacado del reparto. A Malik Akerman le falta todavía un hervor, y no consigue transmitir todo el dramatismo del personaje de Laurie. Y en cuanto al más criticado, Mathew Goode encarnando a Ozymandias, no realiza un mal papel ni mucho menos. Simplemente es un error de casting. Goode es un buen actor, pero no es el adecuado físicamente para dotar de presencia a Veidt. No es cuestión de crucificar al actor cuando realmente no es culpa suya. El vestuario tampoco le ayuda, todo sea dicho de paso. Llego a casa contento y satisfecho, el resultado es más que potable y, sobre todo, digno. El DVD con todo el metraje extra puede ser ya realmente sublime.

Verano del 2008. La familia decide pasar una semana de vacaciones en Barcelona, desconectar de la rutina, ver amigos y conocer a buena gente. Me encuentro frikeando en Norma Cómics, desesperadamente desconsolado ante todo lo que veo. Oigo de refilón la conversación de dos chicos. Hablan de lo sorprendidos que están, de lo escépticos que eran antes y lo ilusionados que están ahora. Hablan del Doctor Manhattan, de Archie, de Smashing Pumpkins y de que parece que sí, Watchmen puede llegar a ser un buen film. Días después, mi amigo Fran confirma mis sospechas: el trailer de la susodicha ya ha salido a la red, y está causando furor, tanto para bien como para mal. Al fandom realmente le cuesta creer lo que esta viendo: las criaturas de Moore y Gibbons convertidas a celuloide. Todavía queda mucho para el estreno, quizás demasiado.

Tengo 16 años y sostengo el cómic entre mis manos, absolutamente abrumado por todo lo que éste desvela ante mis ojos. Es la primera vez que leo “Watchmen”, y estoy fascinado. Su estructura, su historia, sus personajes … todo me tiene atrapado. Posteriores relecturas me hacen darme cuenta de muchas más cosas que perdí en la primera impresión.

Es 4 de marzo de 2009. A dos días del estreno mundial vago por Barajas a la espera de mi enlace con Milán. Todas las revistas de cine tienen un denominador común: la fiebre Watchmen las ha invadido. Compro dos de ellas, y leo cómo los articulistas tienen las expectativas por las nubes: sueñan con una mezcla de Ciudadano Kane y The Dark Knight, algo digno del considerado “mejor cómic de la historia”. La crítica más ilusionante proviene de “Imágenes de Actualidad”, donde Josep Parera la define como un cruce entre “X-Men” y “Taxi Driver”, poniéndola a la altura del Caballero Oscuro de Nolan. Dejo las revistas y sigo leyendo “W de Watchmen”, excepcional trabajo de Rafael Marín que desmenuza y analiza cada detalle del cómic, demostrando verdadero amor y conocimiento de lo que escribe. 

6 de marzo. El logo de Warner se tiñe de amarillo. El mítico Smiley aparece en pantalla grande, y yo no puedo evitar sonreír. Jamás pensé que vería esto en una butaca de cine.


5 comentarios:

Gaby dijo...

Hola, la Entifan que nunca visitan a regresado. :)

Yo vi la pelicual y debo confesar que se me hizo terriblemente violenta.
La música del film me encantó, y la primera escena, en la cual el bromista muere de forma brutal mientras escuchamos la canción de Inolvidable, bueno, debo admitir que es un ejemplo extraordinario de la palabra ironia. ;D

Mike Lee dijo...

Si es que el barbudo de Moore os influye hasta en la hora de escribir los posts. Coincido con ambas partes, tanto con el privilegio de ver el símbolo de Warner en amarillo y las muchas virtudes de watchmen trasladadas con cariño y respeto como con aquellos a los que se les hizo larga al no haber leído el cómic con anterioridad.
¡Saludos!

Warrior dijo...

W de Watchmen, excelente reseña muy al estilo del Dr Manhattan la narracIón..

Me encanto la peli1cula y me encanto el comic.

Aca también paso lo de gente que se saliera a media pelicula pues llevaban niños y no era lo que esperaban ver, se me hizo curioso que pusieras eso.

Saludos.(A esperar la version en DVD)

Osukaru dijo...

La peli creo que ha sido un buen intento de adaptación de Zack Snyder del cómic a la viñeta. Pero se ha quedado a medias, el final de la peli debería haber sido más fiel al original.

Por primera vez, y que no sirva como precedente, estoy de acuerdo con la Anti-enti...

Tsk!.

Anónimo dijo...

Thanks for your nice sharing first.I don’t know if you are shopping online or not.I always do this.
I think it is a very convenience and save time way to buy goods.Buy christian louboutin shoes sale andAir JordansNike Jordan Basketball Shoes,we offer cheap nike shoes cheap nike shoes at low price.nike jordan retro shoesAir JordansNike Kicks,we also see cheap Air Force OnesNike Dunks LowAir Jordans ShoesNike shoesed hardy shirtsMBT Shoes SaleChristian Louboutin Shoeschristian louboutin shoes saleQuality of Nike shoesWholesale Nike Shoes.They have put so much effort to provide a great customer experience that it gives them a great differentiation and customer satisfaction tool, which ultimately drives customer satisfaction and business success.