martes, 7 de octubre de 2008

Entimani a la Milanesa: Io sonno arrivato.


Sigo vivo, mis queridos Entifans. Aunque no sin esfuerzo. Es domingo cuando escribo esto, estoy tumbado en mi cama y en la tele se oye a Bratz (menos mal que aquí existe la MTV para todos los públicos, porque lo de los canales de televisión aquí es para darle de comer aparte: oscilan entre teletiendas llevadas al extremo de la caricatura y señores prehistóricos acompañados de montañas de silicona que dicen ser mujeres). La conquista milanesa está a un paso de consumarse, pero eso no será una realidad hasta el lunes (29 Settembre), cuando todo vuelva a cobrar vida. Por el momento, todo va de una manera extrañamente tranquila. Menos el primer día, todo ha estado bañado por una capa de quietud.

Il primo giorno…Ma dai, il primo giorno…

El día de nuestra llegada…podía haber sido peor, desde luego, pero difícilmente más estresante (al fondo se oyen los alaridos de mis compañeros de piso, intento centrarme). Cogimos el primer avión hacia Madrid del jueves, después de la triste despedida de la familia (servidor no había pasado fuera de la Entisede más de una semana, y ahora se va 9 meses…es un gran cambio), Entigirl incluida, aunque tiene clases periodistas en un par de horas. Un problema con el sobrepeso de las maletas hace que a Locke no le toque sentarse con nosotros dos en el viaje a Madrid. Aún así, notamos su aliento en el cogote, porque lo tenemos detrás, roncando. Ya en Madrid tomamos algo y la extraña pareja compra una revista de videojuegos para el viaje. Al poco tiempo, y sin ningún retraso embarcamos en el avión que nos llevará a Malpensa, donde comenzará la aventura.

Al llegar al aeropuerto milanés, una vez hemos contactado con las families para confirmar que todo va bene, comenzamos a buscar una supuesta línea de autobuses gratuita que nos llevará a la estación central de la ciudad. Pero aquí, de gratis niente, apenas respirar y ya. El viajecito gratis son siete euros, bajo el sol italiano. Porque esa es otra, todo el mundo p’adelante y p’atrás con el freddo (cada vez que le decía a alguien “Voy a ir a Milán”, su respuesta era una cara de alegría acompañada del ya clásico “pues vas a pasar frío, ¿eh?”) pero al llegar con las chaquetas puestas y cargando con las maletas, lo que nos recibió fue un calor poco bienvenido. Llegamos a la estación central y buscamos la forma de llegar a Desio, el pueblito donde nos quedaremos durante al menos un mes (hasta que el piso de Seregno, el que verdaderamente habíamos pillado esté listo, terminadito y a estrenar per noi), y parece que no hay otro modo más que coger el metropolitano. Llegados a este punto es obligatorio recordar que servidor cargaba con el bolso del portátil, una maleta pequeña de 8 kilos, y otra ENORME, que pesaba la salvajada de 31 kilos como 31 soles. 31 kilos que había que bajar por escaleras, subir por escaleras, y asín sucesivamente. Pillamos la línea verde del metro para llegar a la estación de Lambrate, desde donde partiremos hacia Desio. La Enti-maleta se cae y se medio-rompe, pero nada grave, podemos seguir, aunque los entibrazos y entihombros duelen más de lo que gustaría. Subimos escaleras, bajamos escaleras, Locke me ayuda porque cada vez se me hace más imposible cargarlas…y llegamos a la parada del treno. El psicopático segundo compañero de piso llama a su contacto milanés para que vaya a buscarnos en coche, mientras nosotros buscamos la parada exacta. Tren mediante, llegamos a Desio, donde el señor calvo amigo de mi compañero nos viene a recoger en un coche inconvenientemente pequeño para el cargamento que llevamos, debido a lo cual Locke y yo soportamos en nuestras rodillas el peso de dos maletas, para las que la palabra “ligeras” sólo podría ser un eufemismo. Tras comprobar la habilidad de los italianos para conducir y esquivar peatones/víctimas en potencia, arrivamos al piso. Un piso que supera en mucho lo que esperábamos, con tele, lavadora, tres camas con sus sábanas y todo, platos, vasos, etc etc. Danielle (el señor calvo), nos enseña………….todo ……… el piso, nos habla un poco de la zona en la que viviremos por 30 giorni., y nos presenta a nuestro casero, un señor mayor que vive en el apartamento de al lado y habla a cámara lenta. Nos habla de cada minúsculo detalle que pueda haber en nuestra nueva morada, y lo repite, y lo repite, y lo repite hasta que se cansa y decide irse del piso. Danielle se marcha también con su hijo, Marco, quien estudiará en Brera, como nosotros tres inconscientes de la vida. Agotados, decidimos salir a reconocer el terreno y comprar lo básico para sobrevivir esa noche. Es decir, agua, leche y sucedáneos. Elegimos cama, probamos la conexión de internet (errática, va por días… me da que hasta dentro de un mes no podremos conectarnos como dios manda), la Play 3 (que de momento no tira) y la Wii (que se está convirtiendo en el vicio de esta primera semana, especialmente el Super Smash Bros (al que Locke juega en estos momentos), y con el que se vuelve a demostrar la nula destreza que tiene un servidor con las consolas (bueno, en los de lucha más o menos me defiendo, pero en los de carreras debo de estar batiendo algún tipo de record negativo), y vemos, al fin, después de mucho postergarla, “John Rambo”. Un guión que cabría en media servilleta, pero una gozada de película, con sangre y miembros salpicando la pantalla. Dormimos.

Los días siguientes poco tienen de destacable. Salimos a hacer una supercompra a un Esselunga (tenemos pasta para una semana mínimo, pero es que está tirada de precio), descubrimos una tienda friki en Desio (¿¡por qué señor?! ¡¿Por qué me tientas de esa manera?!), y el sábado salimos a cenar a Monza, con el padrino de Matías (el compañero que sabe italiano, tiene contactos y no es Locke) y su familia. Esto propició uno de los mejores momentos de lo que llevamos aquí: Locke apalizando a un niño pequeño a la Wii, jugando a los bolos. Totalmente “legen-dario”. El domingo fue un día relajado, pues entre el frío y que todo estaba cerrado, poco podíamos hacer fuera.

Momento de la semana: Locke apalizando a Alessio, el chavalín, jugando a los bolos.

La frase de la semana: “Sei cattivo!” = “eres malvado”. Eso le decía Alessio a Locke cada vez que éste hacía un strike. Llegaron a ser 4 seguidos.

Serie de la semana: “How I Met your Mother”. No te cambia la vida, pero oye, entretiene. Y cada diálogo de Barney es una obra de arte.

Termino de escribir esto el martes…bueno, ya miércoles 1, a las 12: 50 della notte. En la tele ponen un simulacro de comedia, Matías anda en paradero desconocido (en el baño, y paro ahí) y Locke a mi lado jugueteando con sus esporas. O eso dice él. ¿Que qué ha pasado desde el domingo? Ah, questo è altra storia. Ci vediamo, ragazzi. Ciao.

10 comentarios:

Dark Phoenix dijo...

Hola Entiman!!

pues parece que el autoexilio por tierras milanesas va consolidándose poquito a poco... nada, a vivir la vida de solterito por tierras desconocidas que seguro que vuelves hecho un hombretón.

ole, ole!! y a dejar el pabellón español muy alto!!

Gaby dijo...

Bonito resumen de llegada Entiman, casi puedo verte con tu enorme maleta subiendo y bajando escaleras en el metro. ;D

¡Que gusto saber de ti!. :)

IvánN Díaz dijo...

ahora a conquitar a los italianos!!!!!

Chacal dijo...

Desde Italia al infinito!!!!XD

- YOGUR - dijo...

Me ha sabido a poco (Y mira que escribes, jodío XD) Quiero más :D

Un abrazo italo-enti ;P

Me alegro de que todo vaya bien (A pesar de los maletones jejeje)

Osukaru dijo...

Habéis tenido huevos a cargar la PS3 y la Wii en la maleta y facturarla!!!!!. O_o

Anda que si os las llegan a perder...!!. Vaya disgusto!. Ni en mis peores pesadillas!!.

Por cierto... hay por aquí rondando cierta anti-entidades... Que no le pienso quitar el ojo!. No me fio un pelo...

Thor dijo...

Saludos,Enti-exiliado!!!
Ya se te echaba de menos por aquí,tanto que incluso hay quien quiere sustituirte(Ejem...ANTI-ENTI...Ejem).En fin,que tan solo he acabado de leer tus aventuras bajo el sol de la toscana y ya estoy esperando continuación.

Locke dijo...

Osukaru, las consolas las llevamos en la maleta de mano. Jamas se me ocurriria facturarlas! De todas formas aun no he podido conectar mi ps3 :(. Esperemos que pueda hacerlo en la supuesta tele que tendra el nuevo piso.
Hasta pronto!

Las Entidades dijo...

Dark Phoenix: bueh, la conquista ya está más que consumada. Imagina cuando empiecen las clases...será algo digno de verse. Digno de mí.

Gaby: tu podrás verme cargando con el monstruo de 31 kilos, pero yo aún lo siento en el hombro, XDD

IvánN y Chacal: Italia es sólo el principio...Europa está quedándose pequeña :p

Yogur: tendrás más, descuida ;)

Osukaru: como ya habrás leído, ni loco las facturamos. Las cargamos todo el viaje. Y dale una oportunidad a Anti-Enti, nunca está de más opiniones contrarias.

Thor: lo mismo que a Yogur. Tranquilo que habrá más :p

Locke: cámbiate por dios, que hueles a choto, XDD

Grazie per tutto, ci vediamo!

Kike dijo...

En fin aunque tarde, se leen las aventuras de la entidad en el exilio? digo conquista de otra parte del mundo :P. Espero que vaya todo bien :P