martes, 26 de junio de 2007

Recuerdos Espaciales: Diálogos Ilógicos, lógicamente: Especial “100 Balas”.



Al ser este el primer especial de esta sección , haré algo poco habitual y escribiré un (¡lo prometo!) pequeño texto introductorio sobre el tema que hoy nos ocupa: la colección de cómics “100 Balas”, guionizada por el oscuro Brian Azzarello y perfectamente ilustrada por el maestro Eduardo Risso. ¿La premisa inicial? Imagina que tú estás, tranquilamente, haciendo lo que sea que hagas (trabajando en tu curro, estudiando, en el hospital, en la cárcel...), y se te presenta un trajeado viejito que responde al nombre de Agente Graves y te da un maletín con una foto de la persona que te ha fastidiado la vida (ejemplo: tu marido y tu hijo mueren en un tiroteo en el que nada tuvieron que ver, marcándote para siempre, y el señor te presenta una foto del tipo que les disparó), pruebas irrefutables de que no hay duda de que sea esa persona, y una pistola con 100 balas irrastreables, es decir, que hagas lo que hagas con ese arma y esa munición, no te podrán detener por absolutamente nada, eres intocable. Obviamente, detrás de todo esto hay una historia, un nexo de unión, una oscura trama que hace que palabras como “trust”, “milicianos” o “croatoa” nos resulten ya muy familiares a los que hemos seguido paso a paso el devenir de la historia. Si a algo se debe el éxito de esta colección (aparte del insuperable arte del argentino Risso) es el dominio de Azzarello del arte de la conversación, de la jerga, sin que nada de esto parezca forzado o estático, sino como si de la vida real se tratase, consiguiendo incluso que muchos números de 100 Balas sean objeto de estudio en clases de lengua inglesa. Ahora tenéis la oportunidad de descubrirlo por vosotros mismos (no es lo mismo que leerse el cómic, pero...es lo que hay! J), de ver si es verdad todas estas alabanzas o lo estoy ensalzando demasiado. ¡Allá vamos!


100 Balas nº 34

Milo Garret: Hey Skippy.

Skippy: ¿Cómo te va, Milo?

Milo: El jurado todavía delibera.

Skippy: A ver si con esto se deciden. (le sirve una copa). ¿Y bien? ¿Siguen colgando?

Milo: Cómo vuelan las noticias...

Cole Burns: No todo puede ocultarse bajo una máscara ¿no es verdad, Milo?

Milo: Vaya traje.

Cole: Gracias.

Milo: ¿Quién coño lo viste?

Cole: Me llamo Cole.

Milo: No me suena. ¿Cómo sabes el mío?

Cole: Vaya detective estás hecho. Tu amigo el barman te llamó así.

Milo: No. No es eso. Tienes cierto aire de familiaridad, así que estás aquí porque estoy yo. Suéltalo o te lo saco.

Milo: Olvida la hostilidad. Trabajamos para el mismo hombre...el agente Graves.

Milo: Falso. Trabajo para mí mismo.

Cole: Sí, ahora sí. Karl Reynolds está muerto.

Milo: ¿Y?

Cole: Graves está preocupado. Cree que te estás involucrando demasiado. Cree que necesitas ayuda. Cree que puedes acabar...

Milo: ... ¿enterrado? Dile que llegaré hasta el fondo de esto. Dile que Karl sólo era la punta del iceberg. Dile...que trabajo solo.


Nº 36

Milo: Que me follen con una tranca de tres metros...

Lono: Tengo una...pero tú no eres mi tipo.

Milo: ¿Prefieres machacártela con una piedra?

Lono: Piedra, bate de béisbol...lo que tenga a mano.

Milo: ¿Y esa pipa, entonces?

Lono: Para ti.

Milo: ¿Me vacilas?

Lono: No...te disparo. Si no me das una buena razón para no hacerlo.

Milo Garret: “Esta mañana desperté en un hospital. “Bueno Sr. Garret, ¿cómo se siente?”, dice el médico. “Insensible”, le digo yo. Él ríe un poco. Me dice que uno no puede sentirse insensible, porque insensible quiere decir que no se puede sentir. No puede sentirse insensible, sólo puede estar insensible, me dice. Él sigue hablando, diciendo gilipolleces sobre mis vendas, sobre los picores, sobre mantenerlas secas...Pero yo no le presto atención, ya. Es curioso, mi cerebro se ha quedado estancado en esa palabra. Insensible. Insensible. Insensible. Como una especie de mantra o un maldito latido irregular. Insensible. Insensible. Insensible.”


Nº 59

Victor Ray: Me marcho. Gracias.

Christine: ...Despiértame cuando vuelvas.

Víctor: No cuentes con ello, cariño.

Christine: Pero...le hablé a mi marido de nosotros...

Víctor: Sí, bueno...eso fue decisión tuya. Y poco hábil.

Christine: Pero Víctor...dijiste que no querías que se acabara...

Víctor: Claro. Como cualquier buen rato.

Christine: ¿Eso es todo lo que soy para ti? ¿Un buen rato?

Víctor: No...Te he dejado dinero en la cómoda.


nº 66

Loop Hughes: ...bien hecho.

Camarero: Entonces no recomendaría el filete. Tal vez la falda.

Loop: ¿Sabes? Eres el segundo que me sugiere eso esta noche...dame el filete. Bien hecho.

Camarero: Muy bien. ¿Guarnición? Los espárragos...

Loop: ...patatas.

Camarero: ¿Una patata asada le parece bien?

Loop: Claro, si la cortas en tiras y las fríes.

Camarero: Veré que puede hacer el chef.

Loop: ¿Tu chef tiene una patata?

Camarero: Sí, señor.

Loop: ¿Y una freidora?

Camarero: Sí, señor.

Loop: Entonces puede hacer patatas fritas.


Nº 37

Agente Graves: Shepherd. Cuánto tiempo.

Sr. Shepherd: Mucho, Graves. ¿Tomas algo?

Graves: Vodka con hielo

Sr. Shepherd: ¿Hielo?

Graves: Aún es temprano.

Sr. Sheperd: Entendido.

Graves: ¿Estás sólo?

Sr. Shepherd: ¿Tú que dirías?

Graves: ¿Estás sólo?

Sr. Shepherd: Sí.

Graves: ¿Por qué?

Sr. Shepherd: Tú lo has dicho...aún es temprano.


Nº 47

Mikey: ¿Jackie? ¿Estás bien?

Jack: Una maravilla

Mikey: Me alegro. Venga, átate y te...

Jack: Yo no, capullo. Él (en referencia a un tigre que está delante de él). Una puta maravilla.

Mikel: Sí, ya lo creo. ¿Quieres pincharte o no?

Jack: ¿Crees que piensa que la jodió?

Mikey: ¿Quién? ¿El tigre?

Jack: Sí. Un día tiene la polla más grande de la jungla. Todos le tienen miedo. Y él lo sabe. Joder, le gusta, porque no tiene miedo de nadie. Y luego la jode. Coge el camino equivocado y termina aquí.

Mikel: Puede. O puede que naciera en un puto zoo.

Jack: Eso es aún peor.

Mikey: Y una mierda. Nunca ha estado fuera de la jaula. No sabe lo que se pierde.

Jack: Imagina que ése es tu mundo.

Mikel: Estaría más puteado que un perro sin pelotas.

Jack: ¿Un perro sin pelotas? Eso es un pedazo de tigre.

Mikey: ¿No podemos hablar de otra cosa?

Jack: Claro.

Mikel: Trae el brazo.

Jack: Aaah (después de pincharse). Joder, sí. Gracias, Dios.

Mikey: De nada, hijo mío.

Continuará...