jueves, 28 de junio de 2007

Recuerdos Espaciales: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy



Todo comienza el sábado pasado. Estábamos tan tranquilitos después del almuerzo, medio adormilados, zapeando por el canal digital, cuando...paf! de golpe y porrazo me encuentro con que se ve el plus. Pos vale, normal hasta el momento, porque en mi tele el plus se ve un minuto y se va, o sea que nada nuevo bajo el sol. Pero lo raro viene cuando pasa 1, 2 3, 10 minutos y no se corta. y nos decimos , “¡mariquita el último! vamos a aprovechar!!”.


Vemos que van a poner. “Las Mujeres Perfectas”. mmmm, Nicole Kidman no es una actriz que me llame demasiado (brrrr, fría), pero la premisa de la peli, a pesar de su sonoro fracaso tanto de taquilla como de crítica, no me parecía mala: un pueblo en el que todas las mujeres se comportan de manera “perfecta”...si por perfecto entendemos que cumplen el tópico papel de ama de casa y madre amantísima. La “revolución” (todo lo revolucionaria que puede ser Kidman) llega cuando el personaje de Kidman se instala en el susodicho pueblo, y poco a poco descubre todo el pastel. Pero es que lo único interesante del film es la premisa, el argumento, porque el desarrollo es poco menos que estúpido, previsible, con unos actores tan antinaturales como sobreactuados (entre los que destacan los siempre geniales e histriónicos Bette Milder y Christopher Walken), en especial unos Mathew Broderick y Nicole Kidman que en ningún momento parecen creerse su papel. Una tontería pedante que se merece todas las críticas que se llevó de la prensa y los espectadores.


Una vez cenados, comidos y apijamados vemos que van a poner “Yo, Robot”, película a la que le tenía ganas. No por Will Smith, al que nunca he conseguido soportar en papeles de acción, sino por muchos otros factores: su director, muy reputado después de que su anterior obra, Dark City, se convirtiera en todo un referente para los amantes de la ciencia-ficción, inspirando incluso la saga Matrix; la obra de la que surge, “Yo Robot”, la obra maestra de Isaac Asimov; o que en su momento tuviera mejores o similares críticas que otra de las grandes películas de ese verano, Spiderman 2. Bueno, pues vamos a ver que tal...pero dos horas después me quedo como estaba: sentado delante de la tele, y esforzándome para entender qué vería la gente que se gastó su buen dinero en una entrada en semejante film, en el que lo único destacable es la dirección de Proyas, y Sonny, el robot protagonista, que se convierte en el mejor actor de la película, muy superior a un muy insoportable Will Smith en muchos momentos, en los que sus chistes fáciles y gracietas varias no pegan ni con cola, y que cuando intenta ponerse serio hace aún más gracia sin pretenderlo (ver sus escenas a cámara lenta, intentando imitar a un Neo cualquiera, papel que, por cierto, rechazó en su momento. mmm...¿pensaba resarcirse interpretando este papel? pues mal lo lleva entonces...). Pero es que Smith no es lo único malo de la película: un guión predecible a más no poder, unos efectos especiales realmente malillos (a veces parecía más una peli de Pixar que una de actores reales), y unos personajes, como diría el Neng, “sin sangre”, completaban lo que fue un sábado cinematográficamente pésimo.


Bueno, llevábamos nada más el sábado. Todavía se podía arreglar el fin de semana, porque no había motivos para suponer que el domingo fuera a ser peor, ¿verdad?....¡¿verdad?!


Pues eso, que el domingo el plus sigue funcionando milagrosamente, asín que, seguimos con nuestro plan de aprovechamiento fílmico, aunque algo chafados por el horroroso día precedente. Y, a eso del mediodía, vemos que van a poner otra peli del verano de “Yo Robot” y “Spiderman 2”: “El Día de Mañana”. Pffff, del director de las “magistrales” “Independence Day” y “Godzilla” Roland Emmerich; un reparto en el lo mejor parecía ser el ex- gay friend del Oeste Jake Gyllenhaal (madre de mi vida, que complicado es este apellido...) y Emmy Rossum (hija de Clint Eastwood en la impresionante Mystic River, aunque me supongo que la recordarán más por ser la chica de la reciente “El Fantasma de la Ópera”), pues a Dennis Quaid me cuesta mucho tragarlo, y una historia que prometía ser bastante típica del género de catástrofes no me hacían augurar un buen domingo. Pero bueno, ¿no dicen que a la tercera va la vencida?


Pues el que hizo esa afirmación no debía tener el Plus, porque, madre mía! ¡Qué desastre de película! ¡Es que no se salva ni el apuntador! Todo esto tiene desde luego como base el vergonzoso guión de la historia, con un cambio climático que afecta sólo al Hemisferio Norte porque...pues porque sí, para que nos vamos a engañar (y después de ver la película, uno tiene serias dudas de si dicho hemisferio no está formado sólo por EEUU), unos actores que tienen durante toda la peli la cara de estar preguntándose que narices hacen ahí, un director torpe y unos efectos especiales que sólo destacan algo en las escenas apocalípticas de Nueva York...porque hay un par de escenas que la verdad no se sabe muy bien en que estaban pensando (¡esos lobos de pega al final de la película, por Dios!). Lo único positivo que me dejó la película fue que hacía años que no me reía tanto con una película, pero muuuuuchos años (¡esos lobos!). Algo verdaderamente desastroso.


En fin, que al final, la película más decente que vi el finde fue una locura típica de John Waters llamada “Pecker” que trata sobre un joven fotógrafo de pueblo (excepcional Edwars Furlong, el niño de Terminator 2) y cómo afronta el convertirse en una celebridad de la noche a la mañana. Una historia que empieza muy bien, pero que luego acaba cayendo en los típicos traumas sexuales del director, y que termina siendo una locura bastante surrealista, pero divertida, con un reparto de actores semidesconocidos, de los cuales la más conocida es Christina Ricci, que ayudan a dar a la película un aire en ciertos momentos entrañable. Lo mejor, sin lugar a ninguna duda, la abuela que va a todos lados acompañada de una figura de la Virgen parlante que lo único que dice continuamente es “llena de gracia, llena de gracia”. Una peli modesta y sencilla que fue un pequeño oasis en semejante fin de semana, que esperemos que no se repita nunca.


1 comentario:

cataplaf dijo...

weno, peor hubiese sido que pusieran una peli buena y se cortara el digital plus a la mitad no?.
PD: un hurra por los dibujos :P